Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

La familia en la crisis del desempleo

 

Vivimos una época de constantes cambios laborales. Seguramente muchas veces has sido testigo de que la persona con la que comúnmente intercambias información de repente es sustituida. Cuando la razón de este cambio obedece a una mejora salarial, la reacción es de regocijo; pero no sucede lo mismo si la causa fue un recorte de personal y eres tu la protagonista de la historia.

Cualquier pérdida causa una serie de sentimientos, como enojo, frustración, depresión y tristeza, y en el caso del desempleo no es la excepción. “El quedarte sin empleo produce inestabilidad emocional en el individuo, pues se cuestiona la capacidad para desarrollar con efectividad tu trabajo, tiendes a pensar que tu despido se debió a una falta de esfuerzo y compromiso, e incluso supones que se pudo haberlo evitado. A ello se suma el problema económico que se generará. “Estas situaciones provocan una depresión que se acentúa debido a la dificultad para conseguir un nuevo empleo, lo cual afecta el autoestima”, explica la psicóloga Andrea Gómez Palacio.

Hazle frente a la adversidad

Es posible que por tu mente atraviesen pensamientos negativos que te lleven a ver el desempleo como un problema que se extenderá por tiempo indeterminado, ya que pones en duda tus habilidades. Sin embargo, una actitud positiva y la comunicación con tu familia serán dos importantes factores que te ayudarán a superar esta crisis.
La especialista recomienda como primer paso hablar con los miembros de tu familia acerca de la situación y expresar los sentimientos. Esto te permitirá desahogarte y tener la claridad mental para encontrar soluciones, tanto desde el punto de vista económico como del laboral.
“Cuando dejamos fluir nuestras emociones y los pensamientos que nos están bloqueando mentalmente, nos liberamos de una carga negativa y esto nos permite ver con objetividad el panorama y tomar medidas efectivas. Mientras más tiempo se permanezca en silencio, serán más las ideas de fracaso que surjan; por ello, lo ideal es que de manera inmediata se busque el apoyo de los seres queridos y que juntos busquen soluciones al problema”, dice la psicóloga.

Toma medidas inmediatas
La reflexión y la toma de decisiones te permitirán lograr avances importantes. Aunque de momento el escenario parezca díficil, piensa que de ti depende superar el desempleo.
• Manténte física y mentalmente activa, pues así tu ánimo será mejor.
• Haz una lista de tus amistades y conocidos a quienes puedes hacerles llegar tu curriculum; simultáneamente, visita las bolsas de trabajo que se ofertan vía Internet.
• Acude a agencias de colocación y revisa continuamente los avisos de ocasión que aparecen en algunos diarios de circulación nacional.
• Si tardas en conseguir empleo o las ofertas no cubren tus expectativas, explota todas tus cualidades laborales. Por ejemplo, un contador puede buscar sus propios clientes mientras encuentra un empleo fijo, o si además de una profesión u oficio se cuenta con conocimientos en otras áreas, conviene sacarles provecho. Lo importante es mantenerse ocupado y generar un ingreso económico, por mínimo que sea.

El abarcar distintos ámbitos te permite ampliar tu abanico de posibilidades y de esta forma el sentimiento de que haces algo a favor propio y de tu familia te ayudará a disminuir la depresión.

Recupera tu autoestima

Como explica Nathaniel Branden en su libro Los seis pilares de la autoestima, editado por Paidós, la autoestima es: “La confianza en la eficacia de nuestra mente, en nuestra capacidad de pensar. Por extensión, es la confianza en nuestra capacidad de aprender, de tomar decisiones, de hacer elecciones adecuadas y de afrontar el cambio. El valor de supervivencia de esta confianza es evidente; también lo es el peligro que se crea cuando falta esta confianza. Los estudios del fracaso en los negocios revelan que una causa común es el temor del ejecutivo a tomar decisiones. Pero no sólo son los ejecutivos los que necesitan confianza en su juicio; todos la necesitamos y nunca más que ahora”.
En la medida en que te muestres seguro de tus capacidades y de la trascendencia de tus decisiones, podrás lograr importantes avances en tu principal objetivo que es mantener la seguridad en usted mismo, y como consecuencia, un mejor empleo.

Busca la tranquilidad en el seno familiar
Tomar algunas acciones preventivas en cuanto a la cobertura de los gastos y necesidades económicas del hogar, te dará seguridad y tranquilidad para la búsqueda de empleo. Éstas son algunas opciones:
• Habla con tu familia acerca de la situación y haz un análisis económico de las necesidades en el hogar.
• Mientras pasa la crisis, restrinje algunos gastos como medida precautoria.
• Si tienes deudas y tienes la posibilidad de finiquitarlas, házlo.
• No pidas dinero prestado ni utilices sus tarjetas de crédito. Es mejor ajustarte a lo que tienes.
• Si los miembros de tu familia tienen un ingreso económico, pídeles su apoyo para cubrir los gastos de la casa.
• Explica a tus hijos el problema. Seguramente lo entenderán y te ayudarán a ahorrar.


Tips para la búsqueda de trabajo

No quemes tus puentes. Evita hablar mal de la empresa que te despidió; ésta alberga muchos de tus contactos y, quizá, oportunidades futuras.
Visualiza tu regreso. Elabora una estrategia para reconstruir tu carrera.
Comienza un negocio propio. Aprovecha la coyuntura para independizarte.
Cuida tu salud y bienestar. No podrás proyectar una actitud positiva si te sientes y te ves fatal. Mantén tus rutinas: horas de despertar y acostarse, de comer, etcétera.
Establece un horario. Recuerda que buscar trabajo es un trabajo en ti misma: se metódica y organizada en su búsqueda.
Fin de recuadro


La personalidad “boomerang”

Las siguientes características de personalidad favorecen la contratación de una persona desempleada. Procura demostrarlas al hablar con amistades, contactos y entrevistadores.
• Capacidad para recuperarse rápidamente del despido.
• Habilidad de tomar decisiones inteligentes.
• Facilidad para influir sobre los demás.
• Capacidad de acción.
• Ausencia de autocompasión.
• Mentalidad flexible y abierta.
• Adaptabilidad emocional.
Fin de recuadro

También podría gustarte
Comentarios