La magia de un buen sueño

iStockphoto/Thinkstock

Sin dormir, no podrías funcionar apropiadamente. El sueño ayuda a recargar tus pilas –física y psicológicamente– para que puedas lograr más durante el día. También ayuda a que tus tejidos crezcan, se regeneren y conserven su energía.

El tiempo

La cantidad de sueño requerida varía de una persona a otra, de acuerdo con las diferentes etapas de la vida. Sin embargo, en promedio, la mayoría de la gente necesita dormir de 7 a 8 horas por noche.

Dormir bien
Muchas personas, en algún momento de sus vidas, tienen dificultades para conseguir el sueño o se despiertan constantemente. La clave para lograr un sueño refrescante radica en entender los patrones de sueño y cómo el ambiente afecta la calidad del sueño. Después sólo es cuestión de llevar a cabo unos sencillos pasos para conseguir ese magnífico sueño cada noche.

Tu zona de sueño
• Recámara. Convierte tu habitación en un santuario en donde te puedas relajar. Tu cama debe ser estrictamente para dormir (y para hacer el amor), en lugar de ser el sitio para ver televisión o leer.

• Iluminación. Asegúrate de que tu habitación esté completamente oscura, a la temperatura correcta y tan callada como sea posible. Así, tu cuerpo encontrará las señales de que es hora de dormir.

• Cama y colchón. Tu cama necesita ser confortable y proporcionar buen apoyo, para que puedas dormir en la posición correcta. Tal vez tengas que cambiar tu colchón, las almohadas y la ropa de cama, así como la posición en la que duermes. Sin embargo, te aseguramos que vale la pena.

Mejora tu salud
Una noche de buen dormir es el secreto mejor guardado de la salud, ya que te hace sentir relajada, fresca, con suficiente energía y vitalidad para enfrentar el día a día. En pocas palabras, dormir bien ayuda a mantener tu cuerpo en la cima de la salud. Además, tu apariencia también se verá beneficiada con un tono de piel uniforme y sin círculos oscuros alrededor de tus ojos.

También podría gustarte

Comentarios