Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

La música, parte de tu kit de belleza y sanación

Jamás me imaginé que la música pudiera ser un antídoto para aliviar dolores, que no son sólo del corazón o del alma, incluso, puede reducir el dolor físico y hasta formar parte del kit de belleza.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Thinkstock
Brand X Pictures/Brand X Pictures/Thinkstock

Hace unos meses pasé por una triste situación, de esas que te destrozan el corazón. No me dejan mentir, no hay nada que pueda aliviar ese dolor.

Recuerdo que platiqué con amigos y hasta con especialistas. Hubo alguien que en su momento me dijo: una píldora que te puede ayudar, es la música… En ese instante no comprendí, y dejé de pasar sus recomendaciones. Sin embargo, más tarde pensé que podría probar. Seguí la recomendación, me preparé. Realicé mi listado de la música que más me gustaba escuchar, pero no sólo eso, música que también me hiciera cantar. Incluyendo aquellas tristes canciones, seguidas por aquellas que me traían recuerdos de amigos, familia y buenos momentos. Por supuesto, no podían faltar las canciones más prendidas.

Me dí el tiempo y comencé a reproducir mi playlist. Canté, canté y canté más. Canté de todo, desde las tristes, las clásicas, las retro, hasta las de mis papas y por supuesto las de fiesta.

iStockphoto/Thinkstock
iStockphoto/Thinkstock

Increíblemente pasé de la tristeza a la alegría. Luego regresé a los recuerdos, luego me pasé a los ritmos de fiesta. Y para no hacer el cuento más largo, canté hasta quedar casi sin voz y bailé como nunca.

Cual fue mi sorpresa que terminé rendida, lista para dormir. Como niño pequeño que duerme después de llorar. Al día siguiente, y sin evadir mi realidad, me sentí mucho mejor. No podía creer que la música me hiciera vivir estas cosas. Y comencé mi investigación.

Los beneficios de escuchar música

Efectivamente, existe una gran relación entre la música y la liberación de endorfinas. Las endorfinas fungen como analgésicos naturales en nuestro cuerpo, lo que permite disminuir el dolor. Se dice que escuchar música reduce hasta un 21% el sentir del dolor, físico y emocional.

Sabemos que el vivir en las grandes ciudades aumenta el ritmo y por supuesto el estrés. Y el estrés está directamente relacionado con muchas enfermedades que acosan a las nuevas generaciones. Déjenme decirles que al escuchar música de nuestra preferencia, también reducimos el estrés.

La música y el ejercicio

No vamos a negar que nos cuesta mucho trabajo tan solo llegar a la puerta del gimnasio, y más el ver o tener ya de frente la caminadora, bicicleta o elíptica. Pues la música, principalmente la de ritmos más acelerados y de tipo fiesta, nos va permitir aumentar nuestro ritmo cardiaco y las ganas de darle duro al ejercicio. Es sentir que bailas, cantas y te ejercitas al mismo tiempo. Y como resultado tendremos un mayor rendimiento y un números de calorías quemadas en aumento. Esta es la respuesta de por qué tantas clases de baile y con ritmo han logrado resultados extraordinarios, ya que nos permiten desestresarnos y liberar esas ganas de bailar y cantar, y por qué no, hasta sentirnos todas unas profesionales.

También  quiero compartirles algo que un buen amigo me comentó, luego de verme bajar del auto, después de haber cantado mis canciones favoritas, me dijo: “sabes algo, después de cantar, no sé qué te pasa, pero la chispa en tu cara te hace lucir más bonita”. Wow dije, de ahora en adelante será la música, parte de mi kit de belleza.

Para cerrar con broche de oro, les quiero compartir las palabras de dos compositores mexicanos, muy acertados.

Paco Paniagua

Para mi la música es la voz real del alma, es una forma de expresión …es un instrumento intangible, pero que traspasa sentimientos y pensamientos, en donde puedes crear una conciencia del estado de ánimo ante lo demás o alguna persona en especial. Es una manera de deshago y expresión. En pocas palabras es decir todo lo que siento.

W. Romo

La música no sólo es auditiva, no sólo entra por los oídos, es una manera de vibrar a la misma frecuencia. De compartir una sensación. La música vibra a la misma frecuencia que nuestro cuerpo. Entra hasta por los poros.

También podría gustarte
Comentarios