Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

La opción de las terapias grupales

Las terapias grupales resultan una excelente opción para resolver situaciones angustiantes en poco tiempo. Lo primero es conocerse (tanto los pacientes entre sí como con el psicólogo) y fijar los lineamientos para saber cómo se va a trabajar y qué objetivos se persiguen. Todo depende del terapeuta, de la corriente psicológica empleada y del sentido que se le quiera dar; puede ser un grupo homogéneo (en función de género, edad, etcétera) o heterogéneo. O tal vez la meta en común sea superar un problema específico (depresión por ruptura de pareja, etcétera).
Se especifica la periodicidad de las sesiones y cuánto tiempo durarán, y entonces se hace un contrato verbal. El tiempo adecuado para este tipo de terapias, recomiendan los especialistas, debe ser por reunión de dos a cuatro horas como mínimo (pueden ser semanales o quincenales).

Particularidades
Respecto del número de pacientes, no debe exceder los ocho miembros por terapeuta, aunque puede haber más grupos trabajando simultáneamente (coterapia de grupo).
En la primera sesión por lo regular es el terapeuta quien determina el guión, aunque puede no haber temática específica y los pacientes llevar por sí solos el ritmo de los trabajos, empezando con explicar sus motivos para integrarse a la sesión y lo que desean compartir.
Como en cualquier conglomerado, habrá quien se distinga por ser el líder, el callado, apartarse o el que siempre busca participar.
Si bien todos los pacientes pueden ser diferentes, poco a poco el grupo se va acoplando hasta lograr una uniformidad. Obviamente el terapeuta debe regular la intensidad de la sesión y encauzarla en beneficio de todos.

También podría gustarte
Comentarios