Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

La reverberancia

Digital Vision/ThinkstockEn un mundo de seis mil millones de personas es fácil creer que la única manera de iniciar una transformación profunda es tomando acciones extremas. Cada uno de nosotros lleva dentro la capacidad de cambiar el estatus de las cosas, aportando aunque sea un pequeño grano de arena, pequeñeces si se quiere, para mejorar o empeorar. Todo lo que hacemos y pensamos afecta a la gente, nuestras vidas, las de ellos; sus reacciones a su vez afectan a otros. Conforme el efecto de una palabra aparentemente insignificante pasa de uno a otro, esto crece y puede volverse una fuente de gran dicha, inspiración, ansiedad o dolor.

Tus pensamientos y acciones son como piedras tiradas en agua quieta, causan ondas que se expanden conforme avanzan hacia fuera. El impacto en el mundo es mayor de lo que jamás podrías imaginarte, las elecciones que haces pueden tener consecuencias de largo alcance. Puedes usar este efecto para hacer la diferencia positiva y expandir la amabilidad que lavará al mundo.

Caja de Reverberancia

Si surge la oportunidad, el receptor de una buena obra seguramente se sentirá dispuesto a hacer otra buena, para alguien más. Un acto de caridad, una acción dichosa, o incluso un pensamiento positivo, pasa de un individuo a otro creciendo hasta que se vuelve un movimiento de grupo, el rayo de esperanza que salva vidas. Cada transformación, así como cada onda, tiene un punto de origen. Debes creer en tu habilidad para serlo si quieres y usar lo que creas para esparcir bondad. Considera el efecto de tus pensamientos y acciones, trata de actuar lo más gentilmente que puedas.

Una sonrisa dirigida a un extraño, un cumplido hecho a un amigo, una actitud de risa, un gesto amable se esparce entre tus seres amados, hacia tu comunidad y finalmente, hacia todo el mundo. Tú tienes el poder de tocar las vidas de todas las personas con las que entras en contacto y con las que ellas entran en contacto a su vez. El momento de tu influencia crecerá conforme tus ondas se muevan hacia fuera. Una de ésas podría convertirse en un maremoto de amor.

A este efecto que se transmite le llamamos Reverberación. Según la Ley de Atracción, todo lo que sentimos, decimos o hacemos, regresa a nosotros de igual magnitud o aumentado, así como a los demás. Imaginemos la reverberación como un eco; todo lo que piensas, dices y haces, se materializa, el eco tiene un efecto de resonancia que va hacia el Universo.

El lado positivo de la crisis

En nuestro cerebro tenemos un disco duro que graba en su memoria todo aquello que escuchamos y después lo repetimos. Cada día es más fácil obtener información; la tenemos a la mano en la televisión, la radio, la prensa, el Internet, de eso está saturado nuestro disco.

Pongamos un ejemplo que está en boga en esta época. La crisis, escuchamos esta palabra diariamente y, como tu percepción es tu realidad y tu realidad es tu percepción, entiendes y recibes la información que te es dada acerca de este tema. La información te forma. Si tienes el libre albedrío y una conciencia que vibra en un nivel energético alto, tendrás la capacidad de elegir, esta palabra toma forma y concepto en ti.

Crisis, oportunidad; alternativa de cambio en muchos sentidos que nos fuerza a ser mejores, más creativos y sobre todo, más conscientes con nuestro entorno, empezando por el planeta, con nuestra actitud hacia la vida en cada una de sus facetas.

Cuando te hablen de crisis, recuerda que es el momento que la vida te ha regalado para hacer mejor las cosas o para hacer otras que si bien fueron soñadas, nunca fueron en conciencia.
Aquí entra la magia y el poder de la elección, siendo tú el creador de tu vida y tu destino, así que elige cómo deseas que sea el impacto de este evento mundial y su entorno de manera cotidiana. ¿Te detendrás para siempre viviendo en la zona de confort sólo porque te han dicho que hay crisis? La realidad es que ésta es una oportunidad de cambio, es como si la vida te pusiera un alto para que replantees y consideres todo lo que hasta ahora has hecho y tomes este momento para actuar de manera distinta, creciendo y tomando otros caminos.

Si contrastamos con generaciones pasadas, veremos qué crisis son constantes, pero pocos se enteraban de algo diferente que ocurriese en otro un lugar distinto a su entorno inmediato, por eso el miedo era menor; o simplemente había que afrontar la adversidad con otra actitud.

Esfuerzos que transforman

Es interesante y necesario observar lo que repetimos diariamente acerca de nuestra persona y lo que nos rodea, ya que esto forja la historia que estamos viviendo; nuestro trabajo psicológico y espiritual requiere del esfuerzo para transformar el miedo en confianza; practicar la autoafirmación, lidiar con conflictos interiores; enfrentar, procesar y resolver. Se requiere de una introspección para tener conciencia.

El trabajo interno para descubrir lo que nos impide seguir adelante, es una práctica cotidiana que te llevará a la plenitud, cuando permitas que tu Ser Supremo te guíe, así como la gracia, que es un don gratuito que sólo tendrá cabida cuando hayas resuelto tu propio ruido interno.

Opciones distintas

Todo se reverbera, es una resonancia y el caos comienza por ti mismo. El cambio es inminente en estos casos –transformar es dar otra forma a tus ideas integrando la creatividad que posees para lograr una historia de vida empoderadora. Ver la gran película desde un plano más elevado te llevará a minimizar los problemas que te atañen. Desde lo alto todo se ve más pequeño.

Hay que despertar los poderes ocultos en la psique, que están dormidos en un letargo. Tememos a una vida sin historias dramáticas y adrenalina, cuando la quietud es un ingrediente vital para hacer una pausa y ver detenidamente que somos nosotros con nuestras palabras los que hemos hecho aquello que reverberamos.

El repetir una frase constantemente se convierte en una realidad, así sea una mentira; de ahí que esto crea una cadena de sucesos que van de boca en boca, sin sustento real. Pareciera que vivimos en un mundo virtual, dejándonos llevar por todo lo que la información externa nos proporciona sin tener el control o las riendas de decir ¡ya basta!, o yo elijo pensar de otra manera, porque sé que hay opciones distintas a esta pseudo realidad que nos es presentada cotidianamente. Si nada funciona y las puertas se siguen cerrando, surgen obstáculos que aparecen como bloqueos en lugar de ser verdaderos retos.

Seguir luchando desgasta, es rendirte antes de entender que cuando una puerta se cierra, otra se abre.

Conserva la paciencia

Las maravillas ocurren cuando hay un compás en el argumento interno, atención serena, “Estate quieto y conoce”. Ahí se observa lo que reverberamos diariamente, lo que nos produce miedo y angustia, júbilo y confianza. Es tiempo de recapacitar y observar lo que reverberas en esta caja de la resonancia; se materializa. Una vez que ya tienes detectado el origen de tus creencias al transformarlas, dales tiempo para que crezcan. Poner atención es el primer requisito y dar tiempo al tiempo es el otro, como una flor permite que sus pétalos se manifiesten originándose como un botón y da paso a la sabia naturaleza. Conoce las preguntas que debes plantearte, conserva la paciencia, que es un arte y actúa en forma oportuna.

El secreto es llevar el ritmo a fuego lento; pero sin que nunca desistas del plan y el objetivo.

Jupiterimages/Pixland/ThinkstockVibra en positivo

Si te gusta que tu historia de vida tenga fortaleza, entonces empieza hoy a reverberar lo que deseas que suene, que se escuche en esta mágica caja de la reverberancia que es el Universo. La energía nunca es pasiva; al reverberar hace vibrar su entorno, oscila, genera ondas, calor, luz, movimiento, colores, sonidos.
Podemos usarla a nuestro favor, pero antes debemos entender el cómo opera en el caso de la Ley de Atracción.

Al reverberar, tu deseo se repite, se multiplica. Es cuestión de aprender a vibrar en una alta sintonía. Tú emites un pensamiento en una frecuencia determinada y el Universo lo refleja hacia ti. Vibrando alto, viviendo en conciencia, tu decreto lo hace dentro de una inmensa caja de resonancia llamada Infinito.
Por ello debes ser consciente del mensaje que emites, porque el Cosmos te lo devolverá. Vibra en positivo. Permítete reverberar con fuerza en el Universo y deja que Él haga eco en tu conciencia más elevada.

“Crea magia, atrévete a vivir una nueva realidad, repite afirmaciones diariamente, éstas irán a tu subconsciente y ahí se dará la gran transformación”.

Visita la página de Terry:
www.realizate.com
Participa con tus comentarios en el Blog: www.realizate.com/blog

También podría gustarte
Comentarios