Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

La vida de los cosméticos

¿Verdad que cuidas que tu maquillaje no se rompa? Pues lo mismo necesitas hacer con las herramientas que usas para aplicarlo. Brochas, esponjas y pinzas deben estar perfectamente cuidadas. Checa la condición de cada uno ¡y aprovecha para darle una revisada a tu maquillaje!

Brochas limpias

Un juego de brochas de buena calidad puede durarte años. Almacénalas apropiadamente, ya sea en el estuche en el que venían o con las cerdas hacia arriba en un lapicero.

Para limpiarlas, vierte una gota de jabón o shampoo muy suave (o de limpiador especial para brochas) en la palma de tu mano. Humedece cada brocha y pásala por tu mano hasta que esté cubierta con jabón. Enjuágala hasta eliminar todos los residuos. Nunca sumerjas las brochas en agua porque podrías dañar el pegamento que sujeta las cerdas.

Para secarlas, exprime el exceso de humedad con una toalla limpia, dale forma a las cerdas con tus dedos y déjalas secar. Ponlas sobre una mesa, con las cerdas quedando en el aire.

Limpia tus brochas cada uno o dos meses, dependiendo de cuánto las uses.

Esponjas para maquillaje

Lo más fácil es comprar esponjas triangulares desechables: sirven muy bien y puedes tirarlas sin culpas, porque son bastante económicas. Si prefieres, compra esponjas de mayor calidad y lávalas al menos cada dos semanas.

Aplicadores para maquillaje en polvo

Aunque casi todos tus maquillajes incluyen uno de fábrica, te conviene invertir en un aplicador de buena calidad. Puedes lavarlos a mano con el mismo jabón líquido que usarás para tus brochas, o directamente meterlos en la lavadora.

Pinzas para cejas

Las pinzas dejan de estar afiladas con el uso constante. Si no quieres comprar unas nuevas, llévalas con un afilador de cuchillos. Podrás usarlas mientras encuentras su repuesto.

Rizador de pestañas

Las almohadillas que traen los rizadores de pestañas están ahí para protegerlas, así que necesitas reemplazarlas si empiezan a gastarse o si se rompen. Siempre ten a la mano un juego de almohadillas de reemplazo (muchos rizadores los incluyen). También lávalas con frecuencia, sobre todo si enchinas tus pestañas después de aplicarles máscara.

Kit de maquillaje

Revisa tu bolsa, cajón o estuche de maquillaje. Desecha todo lo que esté roto (sobre todo si es maquillaje, rubor o sombras en polvo), que ya no tenga tapa o que huela extraño.

También aprovecha para deshacerte de todo lo que haya pasado su fecha de caducidad. Si no sabes cuál es, sigue esta práctica guía:

liquidlibrary/Thinkstock

Base líquida o en crema
2 años
Corrector
2 años
Polvo compacto
2 años
Máscara de pestañas
6 meses (o antes si huele extraño)
Labial
De 12 a 18 meses
Delineadores para ojos y labios
De 12 a 18 meses
Sombra para ojos
2 años
Blush en polvo Blush en crema
2 años 2 años
Crema humectante
2 años
Crema para ojos
6 meses
Protector solar
2 años
Crema para la cara
2 años

También podría gustarte
Comentarios