Lactancia y anticoncepción

0

iStockphoto/ThinkstockEn diversas ocasiones, hemos escuchado que la lactancia materna es un buen método anticonceptivo, pero que sólo es efectiva los tres primeros meses después de haber dado a luz, cuando el bebé se alimenta únicamente de leche materna.

En algunos casos, este método de anticoncepción puede alargarse hasta los seis meses, pero podría ser efectivo si se da el pecho cada 3 horas durante las 24 que tiene el día.

Amamantar tiene beneficios tanto para los niños como para las mamás; los hijos al ser amamantados tienen una mejor salud comparada con aquéllos que no son criados con leche materna. En las madres, reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario, reduce las tasas de obesidad y produce amenorrea (ausencia de la menstruación) considerada como método natural de anticoncepción.

Sin embargo, con este método se han constatado muchos embarazos no planificados, así que lo mejor es consultar con el especialista y si éste lo considera oportuno, te recomendará un método anticonceptivo que permita que tengas una vida sexual plena, sin temores y con tiempo de que tu cuerpo vuelva a la normalidad.

El ginecólogo te explicará qué métodos anticonceptivos son los más adecuados cuando estás dando el pecho a tu bebé, de ti y de tu pareja dependerá la elección.

Para los primeros días es muy adecuada la utilización del preservativo, pues no tiene efectos secundarios ni para la reciente mamá ni para el bebé, tampoco influye en los cambios hormonales, así que tu leche será de lo más saludable para tu pequeño.

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar