Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Las lesiones del mundo cibernético

Los vertiginosos avances en el universo de la computación han facilitado las actividades cotidianas y han modificado los estilos de vida, lo que motiva el hábito, cada vez más frecuente, de pasar horas y horas frente a un ordenador. El exceso de trabajo en la oficina, las tareas escolares, los chats y las redes sociales propician también el uso indiscriminado de las computadoras y, como consecuencia, esta era moderna también ha dado origen a nuevos padecimientos músculo-esqueléticos.Marili Forastieri/ Photodisc/Thinkstock

El doctor Arturo Pichardo, director médico corporativo del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) Estado de México, aborda el tema, y dice que el sobre uso de las computadoras puede crear problemas sobre todo en las manos, codos, hombros, cuello y espalda. Él recomienda ser muy perceptivos ante un padecimiento de este tipo, porque el inicio de una lesión puede pasar inadvertido. “Al principio el único indicio de su presencia es un dolor o molestia que aparece y va aumentando de forma gradual, pero generalmente la sintomatología está muy escondida”.

El especialista señala que las afecciones más frecuentes para los asiduos usuarios de computadoras ocurren en las articulaciones de la muñeca y mano

En particular de las áreas que participan ejerciendo acciones de presión y que mantienen en tensión los tendones y coyunturas. “Se reconocen en esta zona dos problemas fundamentales: el Síndrome del Túnel del Carpo y la Tenosinovitis de Quervain, problemas inflamatorios que pueden producir la compresión de algún nervio o tendón, provocando dolor y/o adormecimiento de la mano y condicionando la función de la misma”.

El experto explica que también el codo, zona donde realizamos movimientos de rotación del antebrazo, puede verse afectado, “debido a que durante el uso de algún teclado o mouse pueden llegar a estar también en tensión, produciendo dolor en la cara externa de esta articulación o inflamación de los músculos del antebrazo”. En lo que se refiere a la espalda, tanto a nivel cervical como lumbar, el sufrimiento muscular se debe a las malas posturas prolongadas por horas. Asimismo, pueden aparecer dolores de cabeza, como producto de la tensión de la mandíbula, cuya musculatura se mantienen generalmente apretada.

El doctor Pichardo revela que este tipo de lesiones pueden llegar hasta la incapacidad funcional para realizar actividades básicas, como escribir en el teclado o tomar objetos haciendo presión gruesa o fina. “Y, si no se atienden oportunamente, los daños pueden ser irreversibles, afectando la vida de una persona en el desempeño de actividades tanto cotidianas como laborales, desde vestirse, comer, arreglarse o bañarse hasta escribir en teclado, tomar una pluma o un vaso. En casos graves, pueden aparecer dolores musculares que se presentan incluso al estar dormido, como ocurre con las contracturas musculares de espalda baja y región cervical”.

Lo mejor en este tema sería adoptar sencillas medidas preventivas, tomando como base que ningún exceso puede ser benéfico. El experto ofrece cinco recomendaciones fundamentales que pueden ser de gran ayuda para los usuarios de computadoras.
1. Mantener buenos hábitos posturales.
2. Practicar ejercicios correctivos y preventivos, como estiramientos musculares antes, durante y posterior al uso prolongado del ordenador.
3. Uso de dispositivos que eviten la tensión muscular, como almohadillas para liberar la muñeca, mousepads ergonómicos, asientos anatómicos y teclados verticales, entre otros.
4. Alternar descansos durante largas jornadas de trabajo.
5. Programar las actividades, para evitar o disminuir episodios de estrés intenso.

Ya lo dijo alguna vez el escritor y dramaturgo irlandés Oscar Wilde: “Todo exceso, lo mismo que toda renunciación, trae su propio castigo”. El mundo cibernético es fascinante y facilita las actividades en todos los ámbitos de la vida moderna. No se trata de evitar el uso de las computadoras, sino de hacerlo de una manera adecuada y responsable, para que el buen estado de salud no se vea afectado.

“La perseverancia es el motor del éxito”.

También podría gustarte
Comentarios