Las maravillas de la fresa

Comstock/ThinkstockEs quizá la fruta más atractiva de todas, su brillante color rojo, su forma de diamante y sus hermosas hojas verdes la hacen parecer una joya, pero no sólo su exterior es digno de alabanza, también su sabor es extraordinario, pues es dulce y al mismo tiempo ofrece al paladar destellos ácidos.

La fresa no es el fruto de la planta que la produce, sino una parte del tallo modificada, es decir, los pequeños granitos negros adheridos a su superficie no son las semillas, sino la fruta en sí.

México cuenta con gran diversidad de variedades de fresas y prácticamente las podemos encontrar todo el año, básicamente de noviembre a mayo y especialmente en el mes de abril.

Beneficios medicinales

Además de ser deliciosa, la fresa aporta al organismo un alto porcentaje de vitamina C, taninos y flavonoides, propiedades que ayudan a disminuir el colesterol en la sangre, además de obtener un efecto astringente, diurético, antirreumático y antiinflamatorio


¿Y la cisticersosis?

La cisticercosis es una infección causada por un parásito llamado Taenia solium que ocasiona quistes, los cuales son unas cavidades cerradas o bolsas de tejido que pueden estar llenos de aire, líquido o pus en diferentes áreas del cuerpo, como músculos, hígado, pulmones, ojos y cerebro.

Esta enfermedad se relaciona principalmente con el consumo de carne de cerdo, sin embargo también puede afectar al organismo si se comen frutas como la fresa y vegetales contaminados, lo que es posible debido a que muchas hortalizas y sembradíos se riegan con aguas negras.

No es necesario evitar el excelente sabor de esta fruta, solo basta con tener un poco de paciencia y cuidado a la hora de lavarlas y desinfectarlas.

También podría gustarte
Comentarios