Las maravillas del bambú

Hemrra/ThinkstockEl bambú es la planta de crecimiento más rápido del planeta; crece 30% más rápido que el siguiente árbol de desarrollo que existe.
El bambú es considerado un elemento crítico en el balance entre oxígeno y dióxido de carbono en el atmosfera. Esta planta genera más oxígeno que cualquier especie leñosa y, debido a su sistema radicular de rizomas, sirve para la retener y acumular agua en los suelos.
Gracias a su rápido crecimiento, tiene la capacidad de reforestar más rápidamente áreas devastadas por deforestación y erosión de suelos. Verdaderamente actúa como un purificador de la atmósfera y los suelos. Por ejemplo, Hiroshima fue reforestada con bambú después de la devastación causada por la bomba atómica de 1945. Se trata de un material sin transformación industrial, sin residuos. Además resulta muy fácil de reciclar y sus hojas se usan para forraje.
Reemplazando tan sólo en un cuarto la producción anual de la madera de contrachapado, el bambú salvaría la destrucción de 11.000 hectáreas de bosque.
Además el bambú es un recurso natural renovable que puede ser cosechado durante todo el año. Al cortar las cañas de bambú lo que se hace es solamente podarlo. De la misma cepa brotarán nuevas cañas todos los años que mantendrán el recurso siempre disponible. Un árbol se corta y muere, en cambio el bambú sigue brotando por hasta más de cien años en un mismo lugar.
Existen más de 1000 especies de bambú en el planeta. Unas aptas para la construcción, otras producen brotes comestibles muy usados en la comida oriental, hay especies que son usadas en muebles, artesanía, y joyas: otras por su belleza y tamaño sirven como plantas ornamentales que pueden ser usadas en exteriores o en macetas.
Así que la próxima vez que pienses en plantar un árbol, considera mejor tener algunos bambúes en tu hogar.

También podría gustarte
Comentarios