Las sensaciones del orgasmo

La mayoría de nosotros estamos influenciados por las escenas que vemos en el cine, donde la dama en la pantalla grita de placer en el momento supremo del sexo; pero afortunadamente la vida real es mucho más rica y variada. Las sensaciones que produce un orgasmo pueden ser cualquier cosa dentro de los extremos que van desde una simple sensación de alivio hasta una verdadera explosión de sentimientos y emociones.
Lo mismo que en una noche tú puedes experimentar un solo orgasmo, conseguido con gran dificultad, mientras que en otra sesión de amor puedes tener varios con cierta facilidad. Algunas veces te darán ganas de gritar, mientras que en otras ocasiones quisieras reír, o disfrutar del momento en un silencio parecido a la experiencia mística.

A veces tendrás una sensación que procede de la tensión de tres grandes músculos, y a veces te parecerá que la tensión es totalmente diferente, pues incluye otros muchos pequeños músculos que antes no se habían movido; todo ello es estrictamente individual y específico de cada situación.

Orgasmo femenino

Tus orgasmos también pueden ser distintos de un día a otro, dependiendo de tus estados de ánimo y del momento que vivas en la relación con tu pareja, además de lo cansada o fresca que te encuentres, así como de tu nivel de excitación o relajación.

Es posible que los lunes experimentes un orgasmo profundo, pero tranquilo, mientras que después de una semana de trabajo tu pareja tenga que bajarte del techo, pues después de varias explosiones orgásmicas te encontrarás flotando por la recámara.

El orgasmo femenino es lo que ahora se llama holístico, que bien podríamos entender como “global”, pues refleja todo lo que está pasando en tu vida, en un tiempo específico que es completo e irrepetible.

También podría gustarte

Comentarios