Las tormentas del fuego gástrico

0

Después de las fiestas, el exceso de irritantes, grasas y bebidas alcohólicas, generalmente son la causa de padecer gastritis.

La gastritis, el reflujo y las agruras son problemas que literalmente queman por dentro y casi en todos los casos tienen como origen el consumo de alimentos irritantes y grasosos, sin olvidar el daño que causan ciertos medicamentos, así como comer algunos productos en exceso, a deshoras, el estrés o someterse a dietas extremas.

La tradicional forma de alimentarse en casa es un recuerdo para muchas personas, pues ya sea por cuestiones de trabajo o escolares, casi no hay tiempo para sentarse a la mesa y alimentarse sanamente y con tiempo.

Las comidas rápidas, muchas de ellas grasosas en extremo o las callejeras picantes, son enemigas de la buena salud, así como aquéllas cargadas de azúcares y elementos químicos.

El camino del dolor

El gastroenterólogo Demetrio Fuentes explica que la gastritis es una inflamación de las capas superficiales del estómago, originada por una disminución de la mucosa que lo protege. No se puede dejar pasar por alto que la bacteria Helicobacter pylori es causante del inicio del proceso infeccioso, que genera en sus víctimas dolor abdominal, náusea, agruras e intolerancia a algunos alimentos.

Los síntomas como agruras y acidez estomacal, menciona el experto, son frecuentes y severos, pero no ponen en riesgo la vida. Lo que es un hecho es que se trata de molestias que limitan las actividades y la productividad.

De no tratarse a tiempo, la persona puede desarrollar úlceras o enfermedad por reflujo gastroesofágico. Pero en la antesala del padecimiento hay acciones que se pueden realizar, como:

  • Conservar o adquirir buenos hábitos alimenticios.
  • Seguir una dieta balanceada.
  • Normalizar los horarios de comida.
  • Reducir la ingestión de irritantes.
  • Recordar la importancia de acudir con el especialista en gastroenterología si se presentan alteraciones en el aparato digestivo.

Helicobacter pylori al ataque

La gastroenteróloga Rebeca Nava explica que el Helicobacter pylori afecta por lo general a las personas mayores, pero cada vez son más los que entre los 15 y los 30 años padecen de gastritis crónica. Es tan común que 80% de las consultas son por esta razón, la que se asocia a enfermedades, como tiroiditis (inflamación de la glándula tiroides) y l ) y lupus eritematoso sistémico (enfermedad autoinmune).

Entre los irritantes del cuerpo que contribuyen a su aparición está el derivado de la bilis, sobre todo, en estómagos operados (gastrectomías parciales).

Tambien te puede interesar