Lima lama un arte marcial con sabiduría

El Lima Lama es una forma de arte marcial ideal para todo tipo de personas que buscan la disciplina de la de defensa personal. Incluye movimientos suaves y coordinados, combinados con potentes, rápidos y limpios golpes. Fue creado por el Gran Maestro Tu’Umamao “Tino” Tuiolosega Pomele, nacido en Utelei Tutuila, lo que se conoce ahora como Samoa-Americana. Y es que en las islas del archipiélago de la Polinesia existían muchas variaciones de defensa personal, pero poco a poco se fueron perfeccionando las técnicas hasta que en 1950 se seleccionaron las mejores y crearon un nuevo sistema muy completo.
Pero no sólo logra integrar rutinas de ejercicio, sino que también promueve una conexión con la mente para hacer del cuerpo un lugar sano, lleno de sabiduría y perfección. Además, a pesar de que es defensa personal, el Lima Lama está a favor de los Derechos Humanos y de sus principios, como la paz, justicia, libertad e igualdad.

Disciplina y concentración

• Es la base para aprender a defenderse.
• Exige disciplina y la integración del cuerpo con la mente.
• Estimula la coordinación y concentración.
• Desarrolla el estado de alerta y la actividad física.
• Da lugar a la flexibilidad.
• Es para personas de cualquier edad.

Técnicas en movimiento

La técnica primordial, ya sea defensa, ataque o contraataque, es neutralizar al otro y procura un contacto controlado. Consta aproximadamente de 70 movimientos simples y 200 más complejos que se inspiran en las trayectorias que siguen animales como el tigre y el leopardo, algunas realizadas al aire, lo que le da un sentido de naturalidad sin perder la rapidez y la precisión. Se ven tan naturales porque se guían mucho en la intuición de las rutinas, para que no se sientan estudiadas ni complicadas.
No se utilizan armas, pues se considera que el cuerpo es el único instrumento que se necesita. Los movimientos son circulares, ascendentes y descendentes; principalmente se realizan con las manos, pero su complemento innegable son los pies, los codos, las espinillas y las rodillas. Éstos realizan series semicirculares para desviar los ataques de golpeteo y pateo del oponente.
El secreto del contacto es que uno debe aproximarse con los nudillos, la palma de la mano (ya sea abierta o cerrada), el talón del pie, el empeine o el filo.
Para evitar los golpes, también se usa mucho la inmovilización con presión a los centros nerviosos, sin dejar secuelas graves en el opositor, entre otras técnicas.

¿Sabías que…

El nombre del arte marcial tiene su origen en las palabras polinesias lima –que significa mano–, y lama –que significa sabiduría–?

Agradecimiento:

Agradecemos al Master César Fernández y a la Confederación Deportiva Mexicana por su colaboración para la realización de este artículo.

También podría gustarte

Comentarios