Limpia en un 2×3

0

Stockbyte/George Doyle/Thinkstock

Cocinar puede llegar a ser muy divertido y relajante, pero seguramente la parte que odias es la hora de limpiar la estufa.

Si quitar toda la grasa y cochambre que se acumula en esta zona es tu mayor dolor de cabeza, sigue estos sencillos pasos, para que quede súper limpia y en muy poco tiempo.

Para empezar te recomendamos tener a la mano los siguientes productos (usa los que sean de tu preferencia):
• Limpiador quita cochambre
• Limpiador de vidrios
• Fibra con esponja

1. Después de haber terminado de cocinar asegúrate que la estufa no este caliente.

2. Quita las parrillas y los quemadores, y colócalos en el fregadero junto con agua caliente y jabón.

3. Con una toalla de papel o un trapo húmedo, recoge los restos de comida que hayan quedado en la superficie de la estufa.

4. Saca las parrillas y los quemadores del agua (no deben permanecer ahí mucho tiempo) y enjuágalos.

5. Quítales el exceso de agua y déjalos secando.

6. Rocía generosamente la estufa con el limpiador quita cochambre y déjalo reposar un momento.

7. Mientras, sobre una toalla de papel rocía el mismo limpiador, para quitar el cochambre y la grasa de las perillas y de otras zonas que necesites limpiar.

8. Con la fibra, por el lado de la esponja frota la superficie de la estufa y ya que esté lista quita los excesos del limpiador con una toalla de papel o con un trapo.

9. Rocía un poco del limpiador de vidrios sobre la estufa y extiéndelo con la esponja ya limpia; esto le dará brillo.

10. Por último coloca las parrillas y los quemadores, en la posición correcta. Y ¡listo! Una estufa súper limpia y en poco tiempo.

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar