Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Lo que le duele a tu bebé

A lo largo del embarazo es casi una regla que las personas a tu alrededor que han tenido la oportunidad de experimentar la paternidad en otras ocasiones te digan con una gran certeza: “duerme ahora que puedes, porque después ya no podrás”.iStockphoto/Thinkstock

Claro que es de suponer que el hecho de que tu pequeño esté expuesto a cambios radicales en lo que era su “estilo de vida”, le genere incomodidad; sin embargo, es común que en esos primeros días presenten lo que se conoce como conoce como cólico del lactante o del primer trimestre, del cual no se conoce con certeza sus causas, pero como explica la doctora Patricia Morales, especialista en pediatría, “es de suponer que interviene el hecho de que tengan un estómago inmaduro y la dificultad inicial con la que la madre y el bebé se adaptan para proveer y recibir el alimento, respectivamente”.

Ayúdalo a eliminarlos

Aunque a esta edad los niños son incapaces de identificar en dónde sienten dolor, sus reacciones, que se caracterizan por un llanto excesivo y que aparentemente no tiene razón de ser, encogimiento de piernas y en ocasiones su vientre luce inflamado, llevan a pensar que se trata de un cólico: “Esta situación se presente a partir de la segunda semana de nacimiento y principalmente hacia la media tarde, lo cual se extiende ya entrada la noche. A ciencia cierta no se conoce la razón por la cual se presenta esta molestia en los bebés, pero influye el hecho de que los bebés tengan un estómago aún inmaduro para digerir su alimento, aún cuando conste únicamente de leche materna o de fórmula; a nuestra vista puede parecer difícil de creer que un alimento tan limitado y sano cause tanta dificultad al niño, pero es real”.

Toma en cuenta estos consejos básicos que si bien no van a eliminar el malestar, sí te ayudarán a hacerle más sencilla la adaptación a tu bebé:

  • No te presiones al momento de alimentarlo, siéntate en un lugar que te resulte cómodo y coloca a tu bebé en una posición semi-acostado.
  • Si le das biberón, asegúrate de que el orificio del chupón tenga el tamaño adecuado para evitar que se ahogue con la leche o que tenga que hacer mucho esfuerzo para succionar.
  • Si le das seno materno, evita consumir alimentos muy condimentados o bebidas con cafeína.
  • Ayúdalo a expulsar el aire después de cada toma, colócalo su cabeza sobre tu hombro y dale ligeros golpes en la espalda, cuando haya repetido, acuéstalo de lado o boca abajo.


Tan pequeño ¿y estreñido?

Otra de las molestias que afectan al bebé en sus primeras semanas de vida es la dificultad para defecar, esto se debe a la misma inexperiencia intestinal, dice la especialista, “en los bebés no hay mucha coordinación entre el movimiento del intestino y no tienen control de esfínter por lo que a veces les puede costar mucho trabajo evacuar, ellos se ayudan de alguna manera y es por eso que elevan las piernas y pujan. Si la mamá nota que la evacuación es blanda, no hay de qué preocuparse, se le puede ayudar con masajes en su estómago o también elevando un poco sus piernas tratando de hacer presión en su vientre. Hay que evitar recurrir a otros métodos como introducir en el recto termómetros o incluso supositorios, lo mejor es que el niño estimule de manera natural con los ejercicios sugeridos”.iStockphoto/Thinkstock

En un bebé de semanas de nacido se entiende que puede evacuar incluso, cada vez que come, pero ya para el segundo mes suele pasar que lo hagan una o dos veces al día, lo cual no te debe preocupar. La doctora Patricia Morales recomienda que si las deposiciones son duras y notas que tú bebé experimenta sufrimiento al eliminarlas deberás acudir de inmediato al médico para evitar que se convierta en un problema crónico.

La mejor manera de ayudar a tu hijo a adaptarse a su nuevo mundo, es aprendiendo a conocer las respuestas que tiene ante determinadas circunstancias, ya que sólo así aseguras su bienestar y tu tranquilidad de saber que lo que le adolece es parte de su desarrollo.

También podría gustarte
Comentarios