Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Los aminoácidos, ideales para un cuerpazo

¿Otra dieta? te preguntarás, ¿pero qué puede haber de nuevo si ya existen cientos de métodos para adelgazar? La verdad es que la mayoría de nosotras nunca se sentirá lo suficientemente delgada y siempre siguen surgiendo nuevos métodos en busca de la reducción de peso, que nosotras queremos probar. Bajamos de peso, pero al rato “rebotamos”. Los especialistas no han dejado de investigar nuevas formas para solucionar este problema y el objetivo es encontrar el método que nos permita deshacernos de la grasa y llevársela para siempre.Comstock/Thinkstock.

Conoce el secreto de por qué engordamos
Una parte importante de la población mundial, en algún momento de su vida, ha intentado bajar de peso sin éxito, a pesar de someterse a dietas rigurosas, cremas que aseguran que les quemarán la grasa, ejercicios agotadores, inyecciones, en fin, recurren a todo lo habido y por haber, y encuentran que todo esto no funciona. Es importante que cualquier persona interesada en adelgazar conozca el mecanismo por el que aumenta de peso, pues de ello puede depender el éxito o el fracaso de una dieta. ¿Qué pasa cuando engordamos?, ¿por qué almacenamos grasa?
En nuestro organismo existe una especie de lucha entre dos hormonas: una de ellas es la insulina, segregada por el páncreas, que responde ante los excesos de energía que ingerimos en forma de azúcares, harinas, pastas, en fin, lo que conocemos como carbohidratos, guardándolos en forma de grasa en el cuerpo, es decir, que almacena los excesos de energía, lo que provoca que engordemos.
Por otro lado, existe la Hormona de Crecimiento Muscular (HCM), producida en la hipófisis que, entre otras funciones, se encarga de tomar la grasa almacenada por la insulina y se deshace de ella, la metaboliza y la elimina para mantener el equilibrio del cuerpo. Además, es la hormona que estimula los músculos para que estén tensos, firmes y mantengan su forma. Una persona se mantiene más o menos en su peso mientras estas dos hormonas, insulina y HCM, están en equilibrio, pero si éste se rompe, comienza a engordar.
Con la edad, se va perdiendo la capacidad de liberar la HCM. Después de los 20 años, disminuye su producción; a partir de los 30, el problema se agudiza; y al llegar a la menopausia, se vuelve crítico. Por ello, al alcanzar esta edad, se comienzan a tener problemas de sobrepeso. La dieta de las proteínas o aminoácidos está precisamente encaminada a compensar este desequilibrio.

¿En qué consiste el método de los aminoácidos?

En primer lugar, se revitaliza un proceso que sucede en forma natural en el cuerpo. Con él, se estimula la liberación de la HCM, la gente pierde grasa y mejora la masa muscular, lo que contribuye a que la silueta se modele, pues no se trata de bajar kilos indiscriminadamente. Este método está basado en una serie de estudios realizados por científicos japoneses y estadounidenses que descubrieron que con la ingestión de cierto tipo de aminoácidos (los “ladrillos” que construyen los tejidos de nuestro cuerpo) se estimulaba dicha liberación y, con ello, aumentaba la eliminación de esos indeseables depósitos de grasa.

Los aminoácidos que estimulan a la hormona de crecimiento muscular
El estómago convierte las proteínas que ingerimos en aminoácidos, para que puedan ser aprovechadas y asimiladas por el intestino. Los aminoácidos –L-Triptófano (Science. 1971 Jul), L-Arginina (J Sports Med Phys Fitness. 1989 Mar) y L-Carnitina (Malaguerra et al. 2009)- son los principales encargados de liberar a la Hormona de Crecimiento Muscular, cuando se toman en estómago vacío, ya sea al acostarse a dormir o una hora antes de los alimentos.
Aminoácidos como el Triptófano están siendo utilizados exitosamente para controlar el hambre compulsiva (Eat Behav. 2000 Sep), ya que además de la HCM, estimulan naturalmente la producción de Serotonina en el cerebro.
El Triptófano es la ÚNICA materia prima dietética natural utilizada por el cerebro para la síntesis de la Serotonina. (Huwig-Poppe. 1999)

¿Qué ventajas tiene este tratamiento con respecto a otros?
Primero, que es totalmente natural, ya que la liberación de la HCM es algo que ocurre normalmente en el organismo. Este tratamiento sólo estimula a la hipófisis para que ésta libere más HCM y con esto, eliminar más grasa.

Además no sólo se trata de perder peso –lo que se obtiene con muchas otras dietas– sino de eliminar grasa, en lugar de músculo o líquido, para lograr una mejor figura. La Hormona de Crecimiento Muscular también mejora el tono muscular, dando firmeza a los músculos, lo que permite lucir un aspecto de salud y no de enfermedad, como ocurre con las dietas que dejan a la persona delgada, pero muy demacrada y desproporcionada. También está el caso de personas que, aunque no son obesas, poseen un cuerpo mal formado porque tiene depósitos de grasa distribuidos en partes “inadecuadas”, como son el abdomen y las “chaparreras”.

Combinada con ejercicio

Puede hacerse. Es más, si la persona que toma aminoácidos hace pesas después de una hora de tomarlos, los resultados serán sorprendentes. Está comprobado que en ese lapso, la Hormona de Crecimiento Muscular hace que los músculos respondan mejor al ejercicio.

Cuidados para evitar el “rebote”
Generalmente los aminoácidos que se utilizan en este método, por ser de origen natural, son completamente seguros. La gente puede tomar lo necesario durante el tiempo requerido, hasta perder toda la grasa que desea y suspenderlos sin peligro de rebote, una vez que alcance su objetivo. Debe seguir una dieta baja en carbohidratos, de acuerdo con su tipo de sangre y tomar de nuevo los aminoácidos, sólo si se descuida y vuelve a empezar a engordar. No es aconsejable que los tomen personas con lupus eritematoso. Las personas diabéticas requieren la supervisión directa de sus doctoras (es).

¿A qué velocidad debo bajar de peso?
Para no afectar el metabolismo, se toman como referencia los kilos perdidos. Si una persona baja de 1 kg a 1.5 kg por semana, estará en la dosis correcta y estará llevando a un mínimo el riesgo de “rebote”.

Tomar aminoácidos ¿implica algún riesgo?
Hasta ahora no se ha sabido de algún efecto colateral negativo. Al contrario, cada día se descubren nuevas aplicaciones en el campo de la medicina preventiva.

Una alternativa natural disponible para todas las mujeres

Prácticamente puede ser usado por todas las personas que deseen adelgazar, guiadas por profesionales de la salud familiarizados con este método. Los aminoácidos contribuyen además a quemar la grasa de las arterias, por lo que están indicados para personas con presión arterial alta, colesterol y triglicéridos altos.

También podría gustarte
Comentarios