Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Los secretos del ácido fólico

¿Sabías que antes de que la mamá se dé cuenta de su embarazo, el cerebro y la espina dorsal del bebé ya están formados? Se tienen datos de que aproximadamente el 50 por ciento de los embarazos no son planeados, por ello, es fundamental que cualquier mujer en edad reproductiva tome las medidas necesarias para evitar alteraciones en el desarrollo de su bebé.

Uno de los principales

problemas que el pequeño puede presentar al inicio de su formación es el de padecer algún defecto congénito –anomalía en la estructura, funcionamiento o metabolismo, lo que provoca una discapacidad física o mental y en casos más severos, la muerte-.

La deficiencia de algunas vitaminas y minerales en el organismo de la mujer durante el embarazo, puede acarrear males irreversibles en el bebé. Por ejemplo, las mujeres que consumen la cantidad recomendada de ácido fólico antes y durante el primer mes del embarazo, pueden reducir el riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento en el cerebro y la columna vertebral, cuyo desarrollo normalmente ocurre durante los primeros 28 días después de la concepción, es decir, antes de que el embarazo se confirme.
¿Qué es el ácido fólico?

Es una vitamina que forma parte del complejo B que se encuentra en ciertos alimentos y en suplementos vitamínicos. En su forma natural se llama folato y se encuentra en los alimentos, sobre todo en verduras de hoja verde y en el hígado de pollo. Dada la importancia de este elemento, se han elaborado tabletas de ácido fólico que contienen la dosis diaria necesaria.

La diferencia entre el ácido fólico sintético y el folato, es que el primero puede ser absorbido casi por completo, mientras que el segundo sólo una parte se queda en el organismo. El organismo elimina con gran facilidad el ácido fólico a través de la orina, las heces y el sudor. Además, se ha demostrado que los folatos son sensibles a la luz y al calor, por lo que un mal almacenamiento de los alimentos o la simple cocción puede llegar a alterarlos, de ahí la importancia de tomarlo en tabletas durante la etapa fértil.

Un ácido fundamental en el embarazo

El ácido fólico ayuda a prevenir malformaciones en el bebé relacionadas con el cerebro y la médula espinal, que son los llamados defectos del tubo neural. Durante el embarazo el déficit de ácido fólico es frecuente ya que el organismo requiere un aumento de esta vitamina.

En nuestro país se reportan cada año alrededor de 2,000 casos de recién nacidos con algún defecto del tubo neural. La espina bífida (alteración en la que una o más vértebras no se desarrollan por completo) y la anencefalia (anomalía en la que falta la mayor parte del cerebro), son dos de los más comunes.

De acuerdo con los especialistas, la ingesta adecuada de ácido fólico ayuda a reducir de 50 a 70 por ciento la incidencia de este tipo de defectos, y son altamente prevenibles si la mujer consume la cantidad necesaria.

Cantidades requeridas

Los expertos en el tema recomiendan que a partir de los 12 años, la mujer tome 0.4 miligramos de ácido fólico al día, pues cualquier mujer en edad fértil corre el riesgo de tener un bebé con defecto de tubo neural. Así mismo, aseguran que el ácido fólico no afecta a ningún grupo de la población, es decir, mujeres diabéticas, hipertensas, adultas o adolescentes, pueden tomarlo.

Si estas embarazada, con seguridad tu médico te dará las indicaciones de las cantidades de ácido fólico que debes tomar. Recuerda que esta vitamina es esencial para la vida.

 

Otras maravillas del ácido fólico

Gracias a diversos estudios, se ha comprobado que esta vitamina ayuda a prevenir enfermedades en hombres y mujeres de todas las edades. Por ejemplo, reduce el riesgo de tener padecimientos cardiovasculares, evita la aparición de algunos tipos de anemia y de cánceres, entre otros.

 

Principales fuentes de ácido fólico

Por lo regular, el ácido fólico se obtiene a través de la alimentación diaria, sin olvidar que el organismo lo desecha con gran facilidad y que por ello las mujeres en edad fértil lo deben tomar en forma de pastillas.

No obstante, existen alimentos que contienen mayor cantidad de esta vitamina como:

• Soya • Espinacas, brócoli, espárragos y acelgas • Avena  • Harina de trigo integral • Aguacate • Plátano, naranja y kiwi • Cacahuates, nueces y almendras • Queso manchego y roquefort • Hígado de pollo, ternera, cordero y cerdo • Yema de huevo • Habas secas • Lentejas.

También podría gustarte
Comentarios