Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Los tenis adecuados para ti

Normalmente, una persona camina entre ocho mil y diez mil pasos al día. Esos pasos equivalen a varios kilómetros a la semana. Por ello, es importante elegir unos zapatos adecuados para mantener tus pies saludables; todo depende de lo que quieras que tus zapatos hagan, especialmente si son deportivos.

La mayoría de los tenis han sido diseñados para darle soporte y comodidad a tus pies; sin embargo, hay algunos a los que se les ha puesto un poco más de énfasis en diseño y tecnología. Algunos, simplemente tienen el objetivo de hacerte lucir a la moda, mientras que otros modelos ofrecen características especiales, dependiendo del deporte que vaya a practicar.

Por ejemplo, los tenis para correr requieren un mejor acolchonamiento y absorción de impacto que los de basquetbol, que necesitan soporte en los tobillos. Una vez que hayas decidido para qué usarás los tenis, asegúrate de que estás llevando la talla exacta. Aquí te ofrecemos algunos tips para elegir mejor:

1. Mide ambos pies. El tamaño de tus pies puede ser diferente, por lo que debes guiarte por la talla del pie más grande. Los pies se expanden al momento de soportar el peso; asegúrate de estar parada cuando te los midas. ¡Ah! y recuerda que los pies siguen creciendo toda la vida, por lo que tu talla puede cambiar con el paso de los años.

2. Lleva calcetines apropiados.
Los zapatos deportivos, generalmente, se usan con calcetas gruesas. Si al probarlos llevas unas delgadas es posible que después te aprieten.

3. Elige la hora de comprar zapatos.
Es común que los pies se hinchen al final del día, por lo que es mejor probarlos en la tarde para que te queden bien, incluso en esa condición.

4. Pruébate los dos.
Asegúrate de que los dos tenis te ajusten bien en ambos pies y que no se te salgan al caminar; mueve los dedos. Si hay un centímetro entre tu dedo gordo y el final del zapato, pide media talla más grande; jamás compres zapatos demasiado apretados. Aunque algunos materiales ceden con el uso, la mayoría de ellos no cambian ni en largo ni en ancho.

5. Úsalos un poco. Camina o trota unos cuantos pasos, debes sentirte y verte cómoda. No importa que tus tenis te parezcan maravillosos, si te sacan ampollas y te dejan los pies adoloridos, lo más probable es que terminen en el fondo de tu clóset.

También podría gustarte
Comentarios