Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Louis Roederer, más que una bebida, un estilo de vida

Louis Roederer Champagne
Foto: www.facebook.com/LouisRoedererOfficial

LOUIS ROEDERER ChampagneMientras que aguardaba expectante en una de las fastuosas habitaciones de la residencia del anticuario Rodrigo Rivero Lake, rodeada de magníficas piezas que cuentan la historia del arte novohispano, la Nao de China y el arte Nanban, descubrí que catar champán es uno de los placeres más excelsos que puede existir en la vida.

Esta experiencia la viví a través de una de las más prestigiadas champañas de Francia, que además de poseer una sabor delicoso cuenta con una historia más que excepcional. Se trata nada más y nada menos que LOUIS ROEDERER Champagne.

 

Retrocediendo en la historia

LOUIS ROEDERER es una de las primeras casas de champán que surgieron en el mundo. Su fundación fue en 1776 y desde ese entonces es propiedad de la familia que lleva el mismo nombre.

Tanto la marca, como la casa y la bebida llevan un trasfondo de lujo, el cual surge desde aquella época, para ser más precisos en la corte de los Luises.

Esta champán tiene un alto prestigio, pues al pertenecer aún a la familia, conserva los toques y detalles que alguna vez la vieron nacer; como los viñedos de la región de Champagne, de donde provienen los jugos que la crean.

Este es un dato curioso, pues las mayoría de las bebidas utilizan producciones de uvas pertenecientes a otros viñedos. Louis Roederer no, ellos utilizan su propia producción. ¡Qué lujo!

 

Una bebida en un millón

Algo que también caracteriza a esta bebida es su proceso de producción que aún conserva los procedimientos tradicionales, a diferencia de otras marcas que debido a la gran demanda han tenido que recurrir a los procesos automatizados, perdiendo calidad, prestigio y sobre todo el proceso de crear la obra maestra, como lo dice el slogan de Louis Roederer.

Además, es una bebida que se conserva en las entrañas de la tierra para que su sabor sea inigualable. Para que te des una idea, las cabas subterráneas resguardan de 4 a 5 años de ventas, es decir aproximadamente 15 millones de botellas.  Pero, ¿por qué guardarlas subterráneamente? porque a cierta profundidad, la temperatura se conserva a 11 grados sin importar la época del año. ¡Increíble!

 

Las bondades de Louis Roederer Champagne

Esta inigualable bebida tiene 4 presentaciones en donde las más destacadas son:

Louis Roederer Brut Premier, es la etiqueta más vendida a nivel mundial. Contiene tres tipos de uvas (Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Meunier) como las otras variantes, pero su diferencia es que tiene un 10% de vino de reserva, lo cual hace su sabor inigualable. Tiene un delicioso aroma a almendra y piña y su sabor es muy fresco. Es ideal para maridar con mariscos, frutas y chocolate.

Louis Roederer Carte CRISTAL, fue creada en 1846 por la familia Roederer a petición del Zar de Rusia, su Imperial Majestad Alejandro II, quien deseaba poseer una bebida llena de lujo para su consumo personal.

La peculiaridad de la botella que contiene CRISTAL es que es transparente, pues el Zar temía por su seguridad y quería percatarse de que su contenido no estuviera envenenando. Además pidió que la botella fuera plana para evitar que se colocará algún explosivo en la parte que debiera ser cóncava.

La botella está complementada con elegantes etiquetas grabadas a mano en hoja de oro, portando por supuesto el blasón de la Familia Imperial Rusa. Por último, puedo decirte que la producción de esta champán es limitada, pues se hace con las mejores cepas de exclusivos viñedos y sólo durante las añadas con climas perfectos.

 

El placer de beber Roederer

Aunque los sommeliers siempre nos recomiendo con qué maridar nuestras bebidas, hay un secreto con el champán: es una bebida que combina con todo y puede tener cualquier maridaje. Así que la mejor recomendación que te puedo hacer es que pruebes Louis Roederer con la persona y con el platillo que más te inspire. ¡Santé!

También podría gustarte
Comentarios