Mamás después de los 40

El tic-tac del reloj biológico parece no sonar para algunas mujeres.
Y, ¿por qué no? El estigma de la solterona ha desaparecido, estamos postergando el matrimonio mientras desarrollamos carreras, engrosamos nuestras cuentas de banco o encontramos a la pareja adecuada… si es que queremos encontrar pareja.

Aunque consideremos a la maternidad tardía como derecho, avalado por los avances de la medicina, la naturaleza no opina lo mismo.
Las imágenes de mamás maduras, como Nicole Kidman o Salma Hayek
y de sus adorables bebés, suelen reforzar la noción de que concebir y llevar a buen término un embarazo después de los 40 no sólo es posible, sino sencillo. Pero pocas veces nos enteramos de lo que las figuras públicas pasan para lograr estos embarazos.

La naturaleza no miente
La realidad es que la capacidad de una mujer para embarazarse disminuye lentamente hacia los 30 años y declina con fuerza después de los 40. Las mujeres que conciben después de los 40, frecuentemente utilizan técnicas de reproducción asistida para mejorar sus probabilidades. Después de los 42 años, prácticamente se anulan las posibilidades de que una mujer conciba con sus propios óvulos. La fertilización in vitro y la donación de óvulos suelen ser la alternativa.
La madurez puede aumentar el riesgo de aborto, embarazo ectópico (fuera de la matriz) y pérdida del bebé. Las mujeres mayores tienen más posibilidades de requerir inducción al parto, anestesia epidural y fórceps durante el parto. Las probabilidades de tener un bebé con desórdenes genéticos, como el Síndrome de Down, también se elevan.
A partir de los 30 años, aumenta el riesgo de desarrollar hipertensión y diabetes durante el embarazo. Muchos obstetras optan por cesáreas, pues los músculos están más débiles y los tejidos menos elásticos. Se recomienda que la mujer que desea intentar la maternidad después de los 30 se mantenga en óptimas condiciones físicas: cuide su nutrición, no fume y se ejercite regularmente.

La parte positiva
Pero las ventajas de tener un bebé más adelante en la vida son considerables:
• Las mujeres maduras suelen tener un grado mayor de educación académica y finanzas más saludables.
• Gozan de un sentido de equilibrio y están más preparadas para hacer los sacrificios requeridos de la maternidad.
• Suelen ser más hábiles para negociar el mejor cuidado para sus hijos.
• De acuerdo con algunos estudios, sus niños tienen mejor desempeño escolar. Otros, incluso, vinculan la maternidad tardía a una mayor longevidad.

Las maduras más famosas

SUSAN SARANDON. Aunque alguna vez se le dijo que no podría tener hijos, Sarandon tuvo a su primera hija, Eva, a los 39 años, producto de un affair con el director italiano Franco Amurri. En 1990 tuvo otro hijo, Jack. A los 45 años tuvo a Miles, con su pareja, Tim Robbins.

HALLE BERRY. La actriz ganadora del Oscar, y su pareja, el modelo Gabriel Aubry, recibieron a su primer bebé en marzo del 2008. Berry tenía 41 años cuando dio a luz a Nahla, que quiere decir abeja en árabe.

BROOKE SHIELDS. La belleza de “La Laguna Azul”, ahora de 43 años, tuvo a su primer bebé, Rowan, hace 5. Después del nacimiento, sufrió una severa depresión postparto, que describe con detalle en el libro “Down Came the Rain”. También tiene a Grier, de 2 años.

MADONNA. Tuvo a su primera bebé, Lourdes, en 1996, cuando tenía 38 años. Cuatro años después dio a luz a Rocco, y se casó con el padre, el director Guy Ritchie. La pareja adoptó a David Banda en el 2007 y anunció su divorcio en el 2008.

SALMA HAYEK. La hija de Salma, Valentina Paloma Pinault, nació en septiembre de 2008, cuando la actriz tenía 41 años. Ella y el multimillonario empresario de la moda, François-Henri Pinault, padre de la bebé, se casaron en febrero de 2009.

NICOLE KIDMAN. Recibió a su primera hija biológica a los 41 años, producto de su matrimonio con Keith Urban. La niña, llamada Sunday Rose, nació en julio de 2008. La actriz tiene dos hijos adoptivos, Isabella y Connor, con su ex, Tom Cruise.

MARCIA CROSS. La estrella de “Desperate Housewives” tuvo a sus gemelas, Eden y Savannah, en el 2006, a los 44 años.

También podría gustarte
Comentarios