Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Mantente en forma ¡en la playa!

Si quieres broncearte pareja y divertirte en equipo, estas son tus opciones.


Snorkeling

Para observar la vida marina sin tanto esfuerzo, nada en la superficie del agua con aletas, máscara subacuática y tubo respirador. Aunque los escenarios son menos impresionantes que los que verías buceando, no creas que sólo verás piedras: el snorkeling te permite explorar arrecifes y contemplar peces planos, estrellas de mar, algas, camarones, ¡y hasta mantarrayas y tortugas en zonas arenosas!

El clásico volei playero
Profesionalmente se juega por parejas, con la red más baja y en un área más pequeña, pero aquí las únicas reglas son no dejar que te anoten puntos y hacer saques que derroten a tus oponentes. Bonus: ¡con este deporte puedes quemar hasta 423 calorías por hora!

Si lo tuyo es andar como sirena cerca o debajo del agua, prefiere:

Buceo

Te permite conocer la vida marina ahora sí que a mayor profundidad. Puede ser de dos tipos: el apnea o “sin respiración”, en el que bajas sin equipo, y el scuba o buceo con escafandra y/o tanque de oxígeno. Para practicarlo es necesario acudir con un profesional, tomar lecciones  y mantenerte en áreas seguras.

Waterpolo o polo acuático
Dos equipos se enfrentan para anotar goles en la portería del contrario, ¡pero en una alberca! En un partido profesional los jugadores no deben pisar el suelo de la piscina, pero como está medio imposible lograrlo en la alberca del hotel, mejor concéntrate en que esta actividad te permitirá quemar 529 calorías por hora.

¡Sólo para las más aventadas!

Surf

Deslízate sobre las olas del mar, parada sobre una tabla con quillas (unas pequeñas pestañas que la estabilizan sobre el agua). Otra versión es el surf de cuerpo, en el cual se usa al propio cuerpo para deslizarse sobre y dentro de las olas. Como el mar es impredecible, es un deporte bastante peligroso que sólo debe practicarse con profesionales.

Skimming o skim
Se practica en la orilla de la playa con una tabla de madera o de fibra de vidrio que debe sobrepasar tu ombligo, pero no tu pecho. El skimmer puede meterse en el mar para agarrar la ola o maniobrar solamente por la orilla. Como la tabla no tiene quillas, es menos estable y se necesita mucha práctica para poder controlarla.

Kite surf o flysurfing
Un kite (o sea, un papalote enorme o vela) se sujeta al practicante con cuatro o cinco cuerdas. Dos van fijas a la barra y tres pasan por ella y por un arnés. Todo esto es para que puedas deslizarte por el agua sobre una tabla especial.
• Lo básico es un lindo traje de baño, bloqueador solar, sandalias, lentes oscuros y un gorro.
• Es fundamental que sepas nadar. No quieres que te sorprenda alguna caída o desequilibro sobre el agua.
• Busca las áreas marinas con más vigilancia y sin problemas de rocas, arrecifes o muelles que puedan golpearte.
• Si quieres llevar a cabo alguna de estas  actividades, contacta a un profesional que te asesore. ¡Así estarás segura en el caso de las más extremas!

También podría gustarte
Comentarios