Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Más bienestar con la musicoterapia

Una terapia efectiva
La música ha sido un vehículo de expresión desde tiempos prehistóricos, ha ido enriqueciéndose en cuanto a géneros, instrumentos, composiciones y técnicas. Sin embargo, se ha estudiado desde la antigüedad que puede tener fines terapéuticos, al utilizar la música y sus elementos como el sonido, el ritmo, la melodía y la armonía. Este tipo de terapia influye en tantas áreas de la persona que es aplicable para bebés en estimulación temprana, niños, adultos y personas de la tercera edad. Por sus resultados favorables, se usa actualmente en algunos hospitales.

Sus beneficios
La musicoterapia busca la calidad de vida, por lo que sus beneficios comprenden áreas físicas, emocionales, psicológicas, cognitivas  o intelectuales y sociales:
• Facilita el aprendizaje, la memoria, concentración y retención de datos.
• Previene enfermedades crónicodegenerativas como el Alzheimer.
• Desarrolla la creatividad.
• Promueve la organización personal.
• Fomenta el proceso de socialización.
• Ayuda a mejorar las relaciones.
• Facilita la expresión y autoestima, suprimir depresiones.
• Promueve la comunicación.
• Se maneja el estrés más fácilmente para la relajación.
• Puede facilitar rehabilitaciones en casos de enfermedades y cirugías, porque ayuda a aliviar dolores y patologías, como migrañas.
• Busca desarrollar el potencial escondido de la persona.
• Hasta puede hacer más cómodo el proceso de parto.

El terapeuta musicalizado
En grupos o individualmente, los terapeutas diseñan un programa según las necesidades de la persona, ya que resultan distintos según el objetivo. Por ejemplo, en casos:
Con fines intelectuales: se utiliza la música programada mientras se estudia.
Psicológicos: se combina la música con meditaciones, pláticas y se usa la música de la preferencia del paciente.
De rehabilitación: la música es vital durante los ejercicios.
En bebés: ayuda a activar sus funciones psicomotoras y a facilitar el aprendizaje al mezclarlo con juegos.

Muchos ritmos
La música que se emplea suele ser instrumental, aunque también es muy usual la música clásica, oriental, los sonidos ambientales y canciones que le gustan o le traen recuerdos al paciente, al analizar la letra de éstas. Muchas veces, el mismo terapeuta toca la música con instrumentos como bongós o percusiones, guitarras, timbales, cítara, entre otros. Así, invita al paciente a improvisar al tocar por ellos mismos, lo que fomenta la expresión personal. También se pueden cantar mantras, que benefician el estado emocional.

Para peques
A los niños, en sus primeros 5 años de vida, se les facilita seguir, entender y dominar el ritmo musical; incluso pueden reconocer con ejercicios de voces, instrumentos, canciones y dinámicas, la melodía y la armonía. Es por esto que la musicotereapia utilizada de esta manera, mantiene la atención de los niños durante una hora completa, lo que estimula su inteligencia y concentración.

¿Sabías que…
…los estudios de que la música puede ser una influencia benéfica en la salud y el comportamiento son tan antiguos como Aristóteles y Platón? Después se retomaron los estudios y se convirtió en disciplina universitaria por primera vez, en 1944, en la Michigan State University para ayudar a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial a superar el estrés post-traumático.

También podría gustarte
Comentarios