Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Más sobre los ataques de ansiedad y yo

¿Cuestión hormonal?

Para comprender este padecimiento, tenemos que empezar por saber qué es: la ansiedad se caracteriza por una sensación de inquietud y desasosiego, te sientes paralizada o tensa cuando te enfrentas a situaciones estresantes, desde un grado leve hasta una forma intensa en la que se te dispara un ataque de pánico.

No hay una explicación clara de por qué ciertas personas presentan este problema que pudiera ser causado, en parte, por falla hormonal.

He visto que se recrudece en muchas mujeres que están llegando a la menopausia, especialmente cuando los niveles de progesterona, la hormona que se produce la segunda mitad del ciclo después de que ovulas, se empiezan a dejar de producir en tus ovarios y los niveles circulantes en sangre de esta importante hormona, prácticamente se desploman.

Coincide también su aparición, en mujeres que presentan bajos niveles de DHEA, la hormona adrenal que controla el estrés y la energía.

Son conocidos como disparadores de los ataques de ansiedad: el alcohol, la cafeína, los problemas cardiacos, la falta de vitaminas y cierto tipo de medicamentos para la menopausia que elevan, en algunos casos, de manera considerable, los niveles de prolactina. Esta hormona que se produce en la hipófisis “dispara”, en algunos casos, los ataques de ansiedad, además de otros efectos colaterales.



Padecimientos relacionados

La acumulación del estrés y la ansiedad crónica o los ataques de pánico predisponen a la gente a padecer jaquecas crónicas, hipertensión, úlceras y enfermedades cardiacas. Si estos padecimientos no se tratan de manera adecuada, pueden reducir significativamente la productividad de las personas que los sufren y sabotear su funcionamiento diario. Algunos médicos consideran que pueden ser la causa de hasta un 90% de todas las enfermedades.

Las neuronas se comunican entre sí usando mensajeros químicos, llamados neurotransmisores. Todos estos neurotransmisores controlan diferentes “recámaras” de tu cerebro; algunos te alegran, otros te deprimen; otros te dejan devorando toda la comida chatarra de la tiendita de la esquina, antes de que llegues siquiera a pagar a la caja.

Pixland/Pixland/Thinkstock

En el cerebro



Diferentes investigadores científicos han ligado al ataque de ansiedad con niveles inadecuados del neurotransmisor cerebral GABA (ácido gamma-amino butírico). Las neuronas que se encuentran en el lóbulo temporal del cerebro lo producen y controla el lóbulo frontal, que gobierna la personalidad; también controla el lóbulo parietal, que se encarga del pensamiento y la acción.

El Dr. Robert Atkins opinaba que el GABA es un relajante natural que no causa somnolencia y que puede tomarse durante el día. Decía que si hubieran estudiado más el GABA, no hubieran inventado el Valium. El Dr. Eric R. Braverman, considerado el más importante investigador de la química cerebral, opina igual. Cuando lo conocí en un Congreso de Medicina de Antienvejecimiento en la Ciudad de México, me dijo que el cerebro es el órgano más importante para las mujeres y que los niveles de GABA afectan directamente tu personalidad. El Dr. Braverman define a GABA como el bioquímico que controla el ritmo del cerebro, para que tú funciones a un paso tranquilo, ya que calma cuerpo, mente y espíritu.

Niveles de GABA

En el desequilibrio de GABA cerebral se pueden desatar dolores de cabeza, hipertensión, ataques de ansiedad, palpitaciones, convulsiones, deseo sexual disminuido y problemas cardiacos.

Posiblemente la mitad de la población pudiera estar “viviendo” con deficiencia de GABA; lo que nos hace pensar que la mitad de la población podría andar por ahí con el sistema nervioso algo descontrolado.

La mayoría de los trastornos de ansiedad se pueden controlar usando la combinación de hormonas naturales bioidénticas aplicadas sobre la piel, suplementos nutricionales que incluyen GABA, así como dieta, ejercicios de meditación y si la celeridad de los ataques de ansiedad lo amerita, algún tipo de medicamento. La respuesta es rápida en la mayoría de las personas con este tipo de padecimiento.

También podría gustarte
Comentarios