Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Me siento estresada, ¡cuidado!

¡Imagínate a qué grados de estrés hemos llegado para que el Instituto Americano del Estrés, dictamine que el 90% de los problemas de salud, son por este motivo!iStockphoto/Thinkstock

Estas son algunas alteraciones que se disparan con el estrés: enfermedad cardiaca, presión arterial alta, depresión, soplos en el corazón, aumento de grasa abdominal e insomnio, principalmente.

¿Sabes qué es el cortisol?

También conocida como la hormona del estrés, ya el organismo la fabrica ante situaciones de emergencia para ayudarnos a enfrentar los problemas, por tanto, a mayor nivel de estrés, mayor nivel de cortisol.

¿Qué significa cuando el cortisol está crónicamente elevado?

Principalmente se manifiesta con el incremento del apetito y los antojos, de la grasa corporal, aparición de osteoporosis, aumento de la ansiedad y depresión, lo que conlleva a cambios de ánimo y el debilitamiento del sistema inmunológico, baja nuestra memoria y no podemos aprender cosas nuevas, así como el aumento de síntomas pre-menstruales y de menopausia.

Entre más estrés, más cortisol y más grasa abdominal, pues se incrementa el cortisol a nivel sistémico ya que en la grasa abdominal, en el hígado y en nuestro cerebro se encuentra una hormona llamada HSD (11beta hydroxysteroid dehydrogenase-1). Esta hormona está dentro de nuestras células y lo que hace es que activa el cortisol y que almacenemos más grasa. Naturalmente esta hormona se bloquea con la hormona del crecimiento. Desgraciadamente con la edad bajamos los niveles de la hormona del crecimiento y aumenta la actividad de HSD.

La relación entre la grasa abdominal y el corazón

Primordialmente es porque está comprobado que entre más grasa abdominal tenemos, más estamos en riesgo de enfermedades cardiovasculares pues nuestras arterias se encuentran obstruidas por mayor cantidad de placa. La grasa abdominal por ende emite señales tremendamente inflamatorias.

Esto provoca que el sistema nervioso se deteriore y tengamos más riesgo de alzheimer. Hay estudios que demuestran que entre más grasa abdominal a los 40 años, más riesgo de demencia existirá.

La cintura tiene que medir menos que la mitad de tu altura, tener grasa abdominal significa también tener más grasa en el hígado, lo que lleva a un hígado graso y se considera más inflamatoria que cualquier otra grasa.

También podría gustarte
Comentarios