Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Medidas para prevenir contagios

Es tiempo de frío y con él aumenta la incidencia de enfermedades en las vías respiratorias, sobre todo en personas vulnerables, como pueden ser los pequeños en edad escolar. En ese sentido, sería importante tomar algunas acciones en familia para hacer frente a los riesgos de contagio característicos de esta época, de modo que todos en casa puedan disfrutar de la temporada más festiva del año sin preocupaciones de salud.Hemera/Thinkstock

“La mejor medicina es la prevención”, dice el doctor Octavio Martínez Bocardi, médico pediatra intensivista, certificado por la American Academy of Pediatrics y por la American Heart Association. Y complementa el punto: “En esta época se incrementan las posibilidades para todos de presentar infecciones de las vías respiratorias, que pueden ser virales o bacterianas, porque se conjugan una serie de factores. Al respirar aire helado, las defensas disminuyen y alguien en la familia puede caer enfermo; aunado a esto, lo primero que hacemos cuando hace frío es cerrar las puertas y ventanas en escuelas, casas y oficinas, ese hacinamiento facilita el contagio. Los niños son uno de los grupos más vulnerables para adquirir una enfermedad de este tipo, por lo que es necesario fortalecer su sistema inmunológico antes de que presenten alguna sintomatología”.

El especialista señala que el primer paso es cuidar que los pequeños tengan su esquema de vacunación completo

Porque “la mayoría de estas vacunas evitan enfermedades de tipo respiratorio”. Otro aspecto fundamental es protegerlos niños de cambios bruscos de temperatura. “En la ciudad de México y en otras partes de la República podemos tener todos los climas en un día: frío, calor y lluvia y si el chico está desprotegido porque no lleva ropa adecuada, que no lo cubre bien y sus defensas, por alguna razón, están disminuidas, puede ser presa fácil de infecciones tanto en la garganta como en bronquios y pulmones”.

Como parte de las medidas profilácticas, es muy importante también ingerir ciertas vitaminas que los fortalecerán ante el riesgo de un contagio. El experto explica: “Necesitan comer frutas y verduras, porque contienen vitaminas que ayudan mucho a prevenir o controlar este tipo de padecimientos. La vitamina C es básica, pero por sí sola no protege del todo, así que es necesario agregar fuentes de vitamina A, como pueden ser las zanahorias, e incluso vitamina D, que se encuentra en los lácteos. Todas, en conjunto, incrementan la protección de las vías respiratorias. Y, en este sentido, es mejor tomarlas de manera natural que en suplementos vitamínicos. A veces, pareciera que no hay tiempo para consumir algún alimento antes de salir, pero es importante que por lo menos los niños tomen un jugo de naranja con zanahoria (vitaminas C y A) y un vaso de leche (vitamina D). Así, ya está recibiendo una carga de vitaminas naturales antes de irse a la escuela”.

En estos tiempos modernos puede darse el caso de que tanto papá como mamá trabajen y, a veces, aunque el niño esté enfermo lo llevan a la escuela

El experto recomienda que en una situación de este tipo “lo más indicado es acudir con el pediatra para que indique la medicación pertinente, buscar a alguien que pueda hacerse cargo de él, dejarlo reposando en casa para que se restablezca, así se evitan complicaciones y contagios.iStockphoto/Thinkstock

El doctor Martínez Bocardi recomienda otro tipo de acciones que pueden ser de gran ayuda en este tema, como aprovechar las horas de sol y abrir las ventanas y persianas de la casa. Por último, el experto hace hincapié en la importancia de que papá y mamá se laven las manos después de atender a un hijo que presenta un padecimiento de tipo respiratorio, para evitar trasladar los virus o bacterias a sus demás pequeños.

“Excava el pozo antes de que tengas sed”, señala un proverbio chino. En el caso del alto riesgo de adquirir enfermedades en las vías respiratorias en esta época del año lo más recomendable es tomar medidas antes de que aparezca una afección de este tipo. Sin embargo, si tu hijo presenta ya algún dato sintomatológico, lo que procede es acudir con el médico pediatra inmediatamente, porque sólo él está capacitado para indicar el tratamiento y los pasos higiénicos a seguir. Recuerda que la automedicación no es una opción.

“La perseverancia es el motor del éxito”.

También podría gustarte
Comentarios