Medita mientras corres

Caminar y correr son los ejercicios más accesibles a todos los seres humanos y se piensa que es algo parecido a respirar, que puede hacerse de manera natural. Sin embargo, la mayoría tenemos hábitos de movimiento pobres que limitan el flujo de la energía.

Por eso, el Chi Running consiste en que corras a mayor velocidad, pero reduciendo el esfuerzo físico, sin exponerte a lesiones innecesarias. La técnica combina la atención y el flujo interior de disciplinas como el Tai Chi, Pilates y Yoga, a través de una forma y filosofía revolucionaria.

Puedes realizarlo al aire libre, de preferencia en parques, exponiéndote lo menos posible a la contaminación. Si estás interesada en integrarte a esta actividad, acércate a escuelas de disciplinas orientales como el Tai Chi o Reiki para que los expertos te asesoren profesionalmente.

Aprender la técnica básica puede llevarte de uno a 3 meses si eres corredora media, pero el inmenso conocimiento adquirido a través del simple acercamiento a la disciplina será algo que cuando lo practiques regularmente, influirá en tus pensamientos y tus acciones para el resto de tu vida.

Al practicar Chi running debes sentir tu propio cuerpo, concentrarte mentalmente, respirar bien, relajarte y adoptar una buena postura al correr. Lo anterior, más una dieta balanceada, te ayudará a correr mejor y a perder peso que garantice tu salud y belleza, la comunicación entre tu mente y el cuerpo se extenderá naturalmente al resto de tu vida.

Hemera/ThinkstockSus beneficios

  • Reduce dramáticamente la posibilidad de sufrir lesiones. Hace del dolor de rodilla y el llamado “estrés de la tibia medial” una cosa del pasado.
  • Reduce tu tiempo de recuperación después de las carreras.
  • Crea un programa de entrenamiento seguro y eficaz.
  • Hace posible que disfrutes el correr a cualquier distancia tanto si eres principiante o corredora experimentada.
  • No requieres esfuerzo excesivo, corres natural y libremente.
  • Beneficia tu salud al eliminar toxinas.
  • Puedes perder peso.
  • Al meditar, desintoxicas también tu mente.
  • Enriqueces tu espíritu al estar en contacto con tu propio cuerpo.
  • Tonificas los músculos de tu cuerpo.
  • Aumenta tu concentración.
  • Agiliza tu mente y aprendes a reducir la tensión.

Acondiciona tu cuerpo

1. Condición aeróbica: mantiene tus músculos jóvenes y saludables y mejora la capacidad de oxigenación de los mismos.

2. Salud cardiovascular: desarrolla un corazón fuerte y te protege de las enfermedades cardiacas, además puedes incrementar el riego sanguíneo a todo el cuerpo.

3. Tono muscular: te mantiene en forma y contribuye a un mejor equilibrio.

4. Flexibilidad: permite que tus movimientos sean ágiles.

5. Densidad ósea: previene la aparición de osteoporosis y reduce el riesgo de fracturas en tu cuerpo.

Mejora la eficacia de tu energía

Con el Chi Running podrás cambiar tu forma de correr, de hacerlo con las piernas a hacerlo con la totalidad de tu cuerpo y tu mente con las fuerzas de la naturaleza. En lugar de que tus piernas ejerzan la fuerza sobre el camino, aprenderás a:

  • Aprovechar la gravedad para impulsarte hacia adelante.
  • Utilizar los músculos del tronco.
  • Respirar a través del estómago para cansarte menos.
  • Utilizar la parte superior junto con las piernas.

Más información:

  • Libro “Correr Chi”, de Danny Dreyer
  • Guía para progresar como corredor de Bakoulis.

También podría gustarte

Comentarios