Mejora tus relaciones en el trabajo a través de la comunicación facial

 

iStockphoto/Thinkstock
iStockphoto/Thinkstock

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan las organizaciones hoy en día es la comunicación entre sus integrantes y en consecuencia al logro de los objetivos.

Este reto se complica aún más cuando la personalidad, habilidades, talentos y emociones salen a flote en el día a día para ser factores clave en el desempeño y desenvolvimiento laboral.

Es por eso que conocer al de enfrente y entender qué está sintiendo podría simplificar la complicada tarea de convivencia y trabajo en equipo.

 

¿Qué es la comunicación facial?

La comunicación facial es el diagnóstico que se hace de una persona por medio de sus facciones y de sus movimientos faciales para entender quién es y qué está sintiendo con respecto a lo que está hablando. Es un arte que se ha sustentando en investigaciones científicas, pero que tuvo sus inicios en China con fines de salud y con las casamenteras para formar parejas mucho más compatibles.

 

iStockphoto/Thinkstock
iStockphoto/Thinkstock

Mejora tus relaciones en el trabajo 

En el trabajo, la compatibilidad y el conocer al de enfrente es fundamental para realmente trabajar en equipo y así mejorar la comunicación. Cuando sabemos cuáles son las fortalezas de alguien y sus áreas de oportunidad podemos también establecer las tareas o metodologías que mejor le sirvan para lograr objetivos.

Asimismo, entender el estado emocional en el que se encuentra la persona, nos ayudará a saber si es el momento adecuado de hablar, si nos creyó o le gustó la propuesta.

Lamentablemente en el mundo corporativo, y de hecho también en el personal, hemos perdido la costumbre de observar al interlocutor por estar pegado al celular.

Para volverte un experto en comunicación facial lo que realmente tienes que practicar es la observación para así entender a quien tienes enfrente y claro que observarte para saber quién eres. Vele la cara a los demás de manera literal y empezarás a ver los beneficios que puede traerte el entender lo que está sintiendo. Verás que puede hacer toda la diferencia.

La cara se lee en conjunto, en contexto y en movimiento. Es una fuente de información invaluable si sabes realmente en dónde mirar. ¡Atrévete a verte la cara y verle la cara a tu jefe! Verás lo mucho que puede hacer que mejore su relación.

También podría gustarte

Comentarios