Mi hijo es muy sensible

Hemera/ThinkstockSus rasgos

• Son perceptibles, observadores y analíticos.
• Descubren los cambios más sutiles en la voz o expresión de las personas que los rodean, observan y analizan cuidadosamente los mensajes que les enviamos: indiferencia, alegría, enojo, amor, etcétera.
• Son capaces de captar la reacción de las personas más fácilmente que los otros niños.
• Son inseguros y fincan su autoestima en la opinión de los demás, por lo tanto, están al pendiente de lo que piensan de ellos las personas que aman.
• Desean con fervor complacerlos y su autoestima es muy pobre.
• Tienden a depender de los demás, esperan ser protegidos y que les brinden seguridad.
• Incitan a sus padres a que los sobreprotejan.
• Son dóciles y obedientes, esto los hace encantadores.
• Prefieren ser cooperadores a competir, así no se meten en problemas.
• Requieren que sus padres les dediquen más tiempo y energía.
• Los adultos gustan de este tipo de niños, los consideran maduros y dignos de confianza.
• Los padres de bebés y niños sensibles comentan que sus hijos les causan mucha satisfacción por su obediencia y los hacen sentir orgullos de ellos.

Cómo puedes ayudarlo

No se trata de modificar por completo su personalidad, esto no es posible ni deseable. Sin embargo, puedes lograr para que pueda aceptarse y estar satisfecho consigo mismo, además de que aprenda a expresar sanamente sus sentimientos. Mamá y papá pueden influir en su desarrollo emocional y conductual al:
• Fortalecer la autoestima del niño, pues el concepto que los padres tienen de sí mismos, se refleja en sus hijos.
• Enseñarle a enfrentar la frustración y el fracaso. No te conduelas junto con él.
• Impulsarlo para que sea independiente. No le hagas lo que él puede hacer por sí mismo. Enséñalo a vestirse y desvestirse, a comer solo a bañarse.
• Ayudarle a ser competente, denle las herramientas necesarias.
• Aprender a reconocer sus fortalezas para que pueda dejar de depender de los demás.
• Propiciar oportunidades para que tenga una buena comunicación.

Sus ventajas

Con este tipo de niños, los padres suelen ser menos exigentes que con sus otros hijos, debido a que los consideran frágiles emocionalmente. Para que su sensibilidad no se convierta en un defecto, es necesario que mamá y papá lo guíen de manera firme y decidida. Un niño sensible bien guiado suele ser excelente compañero de equipo, muy cooperador y atento, pendiente de las necesidades de los demás. Si lo guías de manera correcta, harás de él un ser encantador, tierno, capaz de percibir las bellas artes y fácilmente percibirá los sentimientos de los demás.

También podría gustarte

Comentarios