Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Musicoterapia: al son que me toquen

Dicta la frase que para todo mal mezcal y para todo bien, también; y en el caso de la música no es distinto, ya que cuenta con un sinfín de atributos que si bien pueden lograr que una fiesta sea prácticamente inolvidable, del mismo modo fortalece el proceso terapéutico para el tratamiento de distintas enfermedades, e influir de manera positiva en los estados de ánimo. Jupiterimages/Brand X Pictures/Thinkstock

Según información publicada por la Federación Mundial de la Musicoterapia, cuyas siglas en inglés son WFMT (World Federation of Music Therapy), la musicoterapia consiste en el uso de la música y/o de sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía, armonía) con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

Así que si has elegido algún tipo de ritmo que te hace sentir alegre mientras lo escuchas en los traslados a tu centro de trabajo o mientras resuelves tus responsabilidades,
estás utilizando a tu favor toda la eficacia de la música, la cual no sólo es una estupenda compañía, también puede ser una buena motivadora y lograr varios efectos en ti como sonido afinar tu concentración, agilizar tu capacidad de respuesta o estar alegre.

María Magdalena Egozcue Romero, autora del libro Primeros auxilios psicológicos de Editorial Paidós, explica que la música es un medio con poder extraordinario, ya que produce un efecto fisiológico al aumentar el volumen de sangre, ayudar a estabilizar el ritmo cardiaco y bajar la presión arterial. “Su acción psicológica es también considerable, ya que puede inducir a la relajación, traer recuerdos o generar toda clase de sentimientos”.

¿Cómo te sientes hoy?

Hay días en que por los pendientes de trabajo, cierta preocupación por algún pago por hacer o un conflicto de pareja, nuestro estado de ánimo está lejos de ser el que desearíamos, y por el contrario, andamos instalados en una actitud que no ayuda a resolver lo que debemos, por lo que escuchar un ritmo amable puede ser una buena decisión para hacer ese cambio, la autora comparte algunas recomendaciones que pueden ayudarnos a atravesar por ese mal momento de una mejor manera:

1.    Para relajarse: Cantos gregorianos, piezas de Bach, Händel y Telemann. También interpretaciones en piano eléctrico, flauta y arpa son buenos para este fin.
2.    Para liberar tristeza: Música de origen africano.
3.    Para contrarrestar la depresión, la angustia, la fatiga, la frustración: Concierto para piano número 5, de Rachmaninov; Concierto para piano número 5, de Beethoven, y música acuática de Händel.

El uso de la música puede ser para varios fines, hay expertos en esta materia que aprovechan de todos sus beneficios para fines clínicos,
así como para fortalecer  tratamientos de curación no sólo de malestares emocionales, también físicos como hipertensión, asma o migraña, por ejemplo, María Magdalena Egozcue recomienda para combatir el dolor de cabeza, Sueño de amor, de Liszt, Serenata, de Schubert; Himno del Sol, de Rimsky-Korsakov.

El arte ofrece para quien tiene la disposición de hacerlo suyo e incluirlo en su vida cotidiana, un sinfín de maravillas, por lo que no dudes en tener preparada una lista de canciones que te motiven o bien a levantarte de contento y cumplir así con ese eterno propósito de hacer ejercicio o, simplemente, a no sucumbir ante el estrés que genera el tránsito. Una recomendación final,  elabora una rigurosa selección de melodías que puedes tener a la mano para que en caso de tengas hartazgo, cansancio, aburrimiento o nostalgia, al escucharlas te hagan sonreír y por qué no, hasta te motiven a bailar.

Para leer:
Compendio de Musicoterapia,
Serafina Poch Blasco, Editorial Herder.

Para escuchar:
Musicoterapia,
(instrumental), de EHS Music

“La perseverancia es el motor del éxito”

También podría gustarte
Comentarios