Reuniones en familia esta Navidad y Año Nuevo

¡Navidad! La sola palabra trae alegría a nuestros corazones. No importa el tráfico de las semanas anteriores, las largas filas y las interminables listas de regalos; al llegar la Nochebuena gozamos ese mismo sentimiento de calidez y felicidad de cuando éramos niños.

Reuniones en familia esta Navidad
Lifesize/Thinkstock

La Navidad se pasa en familia, con amigos —a veces con nuevas amistades—, pero sabemos que a pesar de los malentendidos y las rencillas, nos queremos y deseamos lo mejor.

Alegra tu Navidad

24 de diciembre

A.M. Establece expectativas realistas. No permitas que tu alegría dependa de un solo factor o circunstancia externa. Si tu felicidad está atenida a otra persona, o a obtener algo que está fuera de tu alcance, tus oportunidades de gozar estarán sumamente limitadas.
P.M. Ten una verdadera Noche Buena. Participa en los rituales religiosos o espirituales, que reconfortan y brindan su sentido a la Navidad.

25 de diciembre

A.M. ¡Felicidades! Enfócate en lo que vas a dar, no en lo que esperas recibir. Los factores esenciales del estado mental característico de la Navidad: dicha, paz, gozo, deleite, celebración; estos sentimientos surgen tanto por lo que recibimos como por lo que damos. Brinda a otro lo que creas que te hace falta, y verás como la abundancia regresa a tus manos.

Reuniones en familia esta Navidad
Brand X Pictures/Jupiterimages/Thinkstock

P.M. Saborea y deléitate. Seguramente habrá platillos deliciosos para degustar. Haz un esfuerzo por comer de manera consciente, saboreando cada bocado de la temporada. El placer se magnifica, y la necesidad de comer en exceso disminuye.

26 de diciembre

A.M. Evita pensamientos negativos. ¿Qué recibió mi hermana?, ¿porqué yo no? Este tipo de ideas no conducen a nada productivo. Si realmente sientes que algo te falta, establece un plan para obtenerlo por medios propios el próximo año, y no a través de obsequios. Es cierto que cuando trabajamos para obtener algo lo apreciamos doblemente.

P.M. Juega. Si por algún motivo has llegado hasta este día sin haberlo hecho, no lo postergues más, siéntate con tus hijos a armar la pista de tren, dar de comer a la muñeca nueva, armar un castillo de piezas… Pero no seas solo la mamá que arma: involúcrate en el juego, toma un papel, envuélvete en la fantasía… Verás que es cierto que todos seguimos siendo niños por dentro.

27 de diciembre

A.M. Manos a la obra. En el transcurso del año te habrás quejado de no tener suficiente tiempo. No solo eso: deseaste con tal fuerza tener ese gadget, aparato de cocina o teléfono celular que haría tu vida más práctica: ¡Sorpresa, ese fue tu obsequio de Navidad!   Bien. Ahora es cuando: lee el instructivo, instala el programa en la computadora, prueba todas sus funciones.

28 de diciembre

Reuniones en familia esta Navidad
Photodisc/Ryan McVay/Thinkstock

A.M. Haz las paces. Ventila los sentimientos atrapados. Las relaciones en que las partes pueden compartir sus preocupaciones abiertamente, por lo tanto tienden a ser más felices. La mejor forma de plantearlo es a través de un “sándwich” con los siguientes elementos de retroalimentación: positivo, negativo, positivo. Es decir, cubre la crítica constructiva en medio de comentarios positivos.

P.M. Escribe tarjetas de agradecimiento. Esta costumbre no es solo para los niños. Dar gracias por los regalos recibidos materiales y morales, y mostrar gratitud, constituye uno de los ejercicios más efectivos para elevar el nivel de felicidad en todos los involucrados.

29 de diciembre

A.M. Simplifica. Prepárate para comenzar bien el año deshaciéndote de lo que no te haga falta. Ahora que seguramente todos tienen ropa y juguetes nuevos, es buen momento de hacer una mini-limpieza, y sacar algunos artefactos que pueden servirle a los más necesitados. No te limites a lo usado. Seguramente habrás recibido cosas que sabes que nunca usarás ni podrás re-regalar. Llévalo todo al orfanato, hospital o voluntariado.

Reuniones en familia esta Navidad
Banana Stock/Thinkstock

P.M.Expresa tu amor, de la manera que ellos mejor lo entiendan. De acuerdo a la teoría de los “5 lenguajes del amor”, todos tenemos una preferencia en nuestra manera de expresar y entender el amor: palabras de afirmación, tiempo de calidad, obsequios, actos de ayuda y contacto físico.

30 de diciembre

Llama por teléfono a una amiga. Cuéntale de ti misma, pero más que nada, escucha. Pregúntale de ella. Dale oportunidad de sentirse realmente valorada.

31 de diciembre

Haz tu deseo realidad. El año nuevo es un momento natural para reevaluar lo que es importante para nosotros y pensar la forma de alinear nuestras acciones con esas metas. Aunque suene infantil, “hacer deseos” es un poderoso ejercicio de priorización, establecimiento de metas, y visualización.
¡Festeja! Acude a una fiesta, haz una fiesta, arréglate, visita a tus familiares, salgan a media noche y griten a todo pulmón: ¡Feliz año nuevo!

También podría gustarte

Comentarios