No expongas a tus hijos en las redes sociales

  • Evita subir fotos y situaciones que den cuenta de tu ubicación en tiempo y lugar. Trata de usar sobrenombres de tus amigos y familiares: “En la playa con la nena”, “El aniversario del pelón”, “La graduación de la chelis”, “Una espectacular foto de Machu Pichu”, etcetera.
No expongas a tus hijos en las redes sociales

iStockphoto/Thinkstock

  • Avisar de tus planes de viaje, trabajo y ocio, sólo a la gente de tu confianza, y evitar anunciarlos por las redes.
  • Entérate de las políticas y delimita las opciones de privacidad de tu red social.
  • Recuerda que Internet permite que tu información sea recopilada y compartida fácilmente. La información inofensiva que tú subes podría sumarse a otros archivos, creando un perfil completo acerca de ti y de tus pequeños. Piensa quién podría verlo.
  • Compartir información con pocas personas no evita que ésta llegue a una audiencia más grande; considera quién podría estarla reenviando.
  • Antes de que subas y etiquetes fotos de alguien más, en particular de menores, pide su consentimiento y solicita a otros que hagan lo mismo contigo. Puedes deshabilitar el reconocimiento de fotos del Facebook para mayor tranquilidad.
  • Crea grupos de “amigos” para controlar el acceso que diferentes personas tengan sobre tus detalles personales.
  • No aceptes solicitudes de amistad de personas desconocidas.

No divulgues datos personales

No expongas a tus hijos en las redes sociales

iStockphoto/Thinkstock

Actualmente el uso de las redes sociales adquiere carta de naturalidad en todos los espacios de convivencia de adultos y adolescentes. Si bien es cierto existen restricciones para el acceso a los menores, no lo existe para los orgullosos padres que, en muchos de los casos, sobreexponen datos personales de sus hijos pequeños en las redes sociales, sin darse cuenta del peligro potencial en ello.

¿A qué me refiero con esto? En un país como México, donde el crecimiento de la delincuencia nos ha obligado a tomar cada vez mayores medidas de seguridad personal para no ser víctimas de la misma, no debemos dejar a un lado extender dichas medidas al uso de redes sociales.

Tu vida y la de los tuyos en las redes sociales

No expongas a tus hijos en las redes sociales

iStockphoto/Thinkstock

Los padres de hoy, orgullosos de sus hijos, sus logros y aficiones; y ante la falta de tiempo para compartir con familiares y amigos las fotos y videos de momentos memorables, se han vuelto en los principales promotores del historial de los menores ante propios y extraños, quienes conocen la vida de los pequeños desde el momento mismo de su nacimiento, a través de las redes sociales.

Se ha vuelto común anunciar la foto del cumpleaños de nuestros pequeños, el lugar en el que pasamos las vacaciones, nuestros hijos con sus mejores amigos, la recepción del diploma de grado anunciando la escuela y nombre de sus padres, etcétera.

Información privada al alcance de todos

No expongas a tus hijos en las redes sociales

Hemera/Thinkstock

Si bien esto llena nuestros corazones de gozo, los invito a divulgar este tipo de información en sus círculos más cercanos, y de ser posible, evitar su difusión por las redes sociales. Lo cierto es que cuando subimos esta información a dichos espacios, ya no existe manera alguna de controlar su difusión.

La oportunidad y rapidez de estos medios hace llegar esta información de manera simultánea tanto a conocidos como a desconocidos, a quien les podríamos estar facilitando una acción delictiva de extorsión, al exponer datos personales de nuestros pequeños. En el caso de niños más grandes que accesan por su propia cuenta, podrían ser vulnerables a estafas de suplantación de identidad y ciberacoso.

Fabriquemos una red de protección en las redes sociales

No expongas a tus hijos en las redes sociales

Hemera/Thinkstock

Ante la imposibilidad real de mantenernos al margen de las innovaciones tecnológicas nosotros y nuestros propios hijos, la alternativa que tenemos es crear y fomentar una cultura de protección de nuestros datos personales en el ámbito familiar.

Con los niños mayores se puede hablar y sensibilizar de este tema, sin embargo, los más pequeños están en función de nuestra voluntad como padres. Te invito a reflexionar respecto a ello, y a evitar en lo posible, su exposición en las redes sociales. Recuerda que es por un solo fin: su seguridad.

Tambien te puede interesar