Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Pánico a las tormentas… un miedo común en las mascotas

Algunos perros pueden dormir tranquilamente mientras el cielo se desplomaba con el diluvio, mientras otros mueren de angustia durante un leve aguacero. ¿La causa? Los perros son súper sensibles y pueden detectar la lluvia hasta una hora antes de que ésta llegue. La diferencia entre que un perro tenga miedo o no, generalmente depende de si en sus primeros meses de vida pudo vivir lo que es una tormenta. Si el perro no vive la experiencia antes de haber cumplido los 8 meses, es muy probable que se comporte con ansiedad cada vez que truene un rayo, explote un fuego artificial o aparezca algún fuerte sonido; y lo más raro es que en lugar de mejorar con los años, el miedo se incrementa con el tiempo.

Las consecuencias

Un perro que teme a los truenos puede llegar a hacerse daño a sí mismo al intentar encontrar un refugio o al huir despavorido del ruido que le asusta. Se han conocido casos de perros que al comenzar la lluvia rascaron la puerta en busca de refugio hasta sangrarse las patas o perros que intentaron huir de una jaula y se rasgaron la cara con las rejas que les retenían. Los síntomas de la ansiedad que les produce el miedo pueden ser muchos y muy diversos, desde nerviosismo y gemidos, hasta conductas erráticas y destructivas.

Lo que se puede hacer

Dependiendo de la severidad del ansia del perro puedes ayudarlo de diferentes maneras. Permite que tu perro encuentre el refugio que al él le parezca ideal. Los perros de menor tamaño buscarán meterse bajo la cama o dentro del clóset en busca de un lugar oscuro. Pero todos se alejarán de las ventanas y puertas donde sienten que son más vulnerables.
Una vez que él haya elegido el sitio donde más seguro se sienta, permítele el acceso incondicional a éste, incluso cuando no estés en casa.
Si tu perro todavía es joven, procura distraerlo durante la tormenta con alguna actividad que él disfrute, como sería jugar con la pelota.
Sólo en casos extremos se recomienda tranquilizar con medicamentos a los perros y de preferencia con un anti-ansiolítico y no un sedante. Algo que muchos dueños han encontrado efectivo y menos riesgoso son remedios naturistas como serían unas gotas de Flores de Bach.

Ayúdele a pasar el mal tiempo dándole buena cara…

También podría gustarte
Comentarios