Para cabello crespo, rizado y lacio


Por muchos siglos, la mujer tuvo que aceptar su cabellera tal como era. Si la naturaleza había sido generosa con ella y le había dado un cabello brillante, de bello color y de fácil manejo, ¡magnífico! Era una mujer privilegiada. Pero si tenía cabellera escasa, opaca, descolorida y rebelde, no había mucho que pudiera hacer para cambiarlo. Sin embargo, en la actualidad, encontramos con productos hechos con fórmulas cada vez más avanzadas para teñirlo, cuidarlo y hacerlo completamente manejable.

Trata tu cabellera de acuerdo a su tipo:

1. Cabello crespo. Es una cabellera cuyos rizos son indefinidos.
Cuidados: Empieza por mantener tu cabello bien humectado, al usar un shampoo y un acondicionador para cabello seco (nunca lo seques con la toalla). Todavía húmedo, aplícale un acondicionador que no se enjuague, del centro del cabello hacia las puntas. Sécalo con aire tibio y cepíllalo hacia delante y hacia abajo, con un peine de cerdas naturales.

2. Cabello rizado.Los rizos se levantan en forma caprichosa y se van hacia donde ellos quieren.
Cuidados: Puedes acudir con un estilista profesional para que te haga el corte adecuado a tu tipo de cabello. Además, te recomendará los mejores productos para su cuidado y te enseñará a peinarlo con facilidad.

3. Cabello lacio.Generalmente es una cabellera sin volumen y escurrido.
Cuidados: Enfoca tu atención en las raíces, donde se concentra el volumen. Usa un shampoo especial para dar volumen y un acondicionador muy ligero, en pequeñas cantidades.

 

Si quieres saber más acerca del cuidado de tu cabellera según su tipo, te recomendamos estos artículos:

¿Conoces tu cabello?

Tips para el cuidado del cabello rizado

Ideas para lucir el cabello lacio

 

También podría gustarte

Comentarios