Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Pareja multiorgásmica

Vemos que la sexualidad se emplea por doquier para producirnos excitación, pero sigue estando muy vinculada con la vergüenza. Muchas personas pueden sentirse avergonzadas por el simple hecho de abrir un libro sobre sexualidad (¡que habla ni más ni menos que de orgasmos múltiples!) en una librería. Esto es más comprensible si tomamos en cuenta que la mayoría de nuestras iglesias, sinagogas, mezquitas y templos miran el sexo a través de la estrecha lente del miedo y del moralismo.

La mayoría nos sentimos ansiosos, si no es que abiertamente avergonzados, a la hora de abordar deseos y necesidades sexuales.

Las mujeres tienen una capacidad para el placer sexual prácticamente inagotable. Pero, aunque todas las mujeres tienen la capacidad de tener múltiples orgasmos, muchas no los experimentan o no lo hacen regularmente. ¿Por qué algunas mujeres tienen orgasmos y otras no? ¿Por qué la misma mujer lo tiene unas veces y otras no? Muchas mujeres que no sabían que podían tener múltiples orgasmos los han descubierto al ir probando nuevas experiencias.

Para lograr multiorgasmos
Las razones por las cuales una mujer logra provocar orgasmos múltiples son:
El autoplacer.
Es más probable que estas mujeres multiorgásmicas se masturben y hayan tenido orgasmos desde una edad más temprana. Aunque esto puede atribuirse a que su apetito sexual innato es más intenso, es muy probable que estas mujeres hayan crecido en un entorno más abierto a la exploración sexual o que simplemente tuvieran la suerte de tropezarse antes con el orgasmo.
Las primeras experiencias de orgasmo condicionan nuestros cuerpos, acostumbrándolos a tener orgasmos. Aunque no podemos volver atrás en el tiempo y cambiar nuestras experiencias infantiles, lo que sí podemos hacer actualmente es tener más orgasmos, condicionando nuestro cuerpo para repetirlos una y otra vez.

Conocen sus puntos placenteros.

Las mujeres multiorgásmicas exploran más su sexualidad. Esto no implica que tengan que interesarse más que las demás por las relaciones, los accesorios y aparatos sexuales. Simplemente significa que han explorado (o han permitido a su compañero explorar) su paisaje sexual. Conocen los lugares de su cuerpo que las hacen vibrar.

Se estimulan física y mentalmente.

Estas mujeres se estimulan el clítoris durante el encuentro sexual o hacen que su compañero lo estimule. Como el clítoris es el órgano sexual clave para la mayoría de las mujeres, es absolutamente imprescindible que hagamos que nuestro compañero lo estimule mientras tratamos de tener un orgasmo. También es probable que las mujeres multiorgásmicas empleen la estimulación vaginal si se masturban y que sientan orgasmos con la penetración vaginal de su compañero.

Piden lo que desean.

Las mujeres multiorgásmicas son capaces de pedir lo que desean o de dirigir las manos, la boca o el pene de su compañero hacia donde quieren. Es más probable que den y reciban sexo oral. También estimulan o hacen que sus compañeros estimulen una gran variedad de zonas erógenas al mismo tiempo. Mezclan y combinan su estimulación, uniendo la de los pezones con la clitoridiana y ésta con la estimulación de la vagina profunda o del punto G. El hecho de que estas mujeres tengan múltiples orgasmos no es ningún misterio, ya que estimulan todas sus zonas sensibles con más frecuencia y tienen compañeros que están dispuestos a hacer lo mismo.

Orgasmo y eyaculación
Igual que las mujeres, los hombres también pueden experimentar orgasmos múltiples si aprenden a separar el orgasmo de la eyaculación, ya que se trata de dos procesos fisiológicos distintos. Ellos pueden convertir su orgasmo momentáneo en incontables cumbres orgásmicas que se extienden por todo el cuerpo, sin perder la erección. Además, disfrutan de una renovada vitalidad y mayor longevidad al minimizar la fatiga y la merma energética de la eyaculación.

Aunque parezca sorprendente, muchos hombres son multiorgásmicos antes de entrar a la adolescencia y empezar a eyacular. Las investigaciones sugieren que más de la mitad de los muchachos preadolescentes pueden tener su segundo orgasmo poco después del primero, y que casi un tercio puede tener hasta cinco orgasmos o más, uno detrás de otro. Esto llevó a afirmar que se puede alcanzar el clímax sin eyaculación.

También podría gustarte
Comentarios