Parentalidad, un nuevo concepto familiar

Parentalidad, un nuevo concepto familiar
Feverpitched/iStock/Thinkstock

Los antecedentes

La Parentalidad es una respuesta propia del siglo XXI, para ayudar a las familias a vivir mejor las relaciones entre padres e hijos, ya que a diferencia de las sociedades tradicionales, donde las parejas jóvenes seguían una serie de ritos sociales (boda, parto, cuarentena, bautizo, presencia de los abuelos), hoy por hoy, se encuentran solas frente a esta responsabilidad. En nuestra sociedad actual, la familia se modifica porque ya no vivimos como antes: separaciones, divorcios, familias uniparentales (sólo con uno de los dos padres), reconstituidas, nacimientos con ayuda médica, migración, pobreza, trabajo de la mamá y ausencia frecuente del papá, entre otros factores.

Con este panorama, se hace más compleja la forma de ser padres

Lo cual repercute de manera decisiva en el desarrollo del niño, quien requiere no sólo de la participación de sus padres, sino de un grupo social que le ayude a adaptarse al medio, a convertirse en un individuo, a gozar de autoestima, a socializar y a mantener la salud para asegurar su supervivencia.

Los padres de hoy tienen la necesidad de ser acompañados para encontrar y formar los lazos familiares, es decir, construir la Parentalidad, con el apoyo del grupo familiar y social: abuelos, hermanos, tíos, sobrinos, amigos, compadres, médicos, etc.

El significado

La Parentalidad es un enfoque integral del desarrollo del niño, los padres y la familia, propuesto en Francia por el psiquiatra infantil Serge Lebovici, a finales de los 70. Parentalidad viene de la palabra en francés parents (padres). Está relacionada con el término “parentela”, que se refiere al conjunto de parientes. En el campo de la psicología, la Parentalidad es una nueva corriente del pensamiento psicoanalítico, es el proceso psicológico de convertirse en padre o madre de su hijo y supone un trabajo que cada persona realiza en su interior día a día. Es una aplicación del psicoanálisis a la prevención y tratamiento oportuno de los trastornos psíquicos de padres e hijos. Este nuevo término incluye factores como las relaciones entre padres e hijos, la alimentación, los cuidados de la madre y la convivencia diaria.

Parentalidad, un nuevo concepto familiar
monkeybusinessimages/iStock/Thinkstock

Ser padre y madre

La Partentalidad nos ayuda a conocer las necesidades de nuestros hijos en cada etapa de su desarrollo y a vivir plenamente esta maravillosa experiencia. Para ser padres, primero es necesario reconocer que heredamos algo de nuestros padres, no en el sentido biológico, sino algo que se nos ha transmitido y que a su vez, nosotros transmitimos a nuestros hijos; significa pensar nuestra descendencia.

La Parentalidad es dinámica

Porque somos el producto de lo que papá y mamá hicieron de nosotros, en un buen sentido, por supuesto; se construye en el tiempo, a través de las generaciones.

Parentalidad, un nuevo concepto familiar
georgemuresan/iStock/Thinkstock

• Transmisión intergeneracional: de padres a hijos.
• Transmisión transgeneracional: de abuelos al niño.
• Mandato transgeneracional: mensaje que el niño recibe.
• La Parentalidad es el tejido de vínculos afectivos y lazos emocionales, que se traducen en la transmisión de valores de padres a hijos, de manera consciente, preconsciente e inconsciente.
• Es el proceso de aprender el arte de educar y criar a los hijos (reaprender) y se construye antes del nacimiento del niño, por el deseo de tener un hijo y dura toda la vida.

El paso de dos a tres

La llegada de un niño moviliza nuestras emociones más profundas y también las de los abuelos. Por una cuestión cultural, con el anuncio del embarazo, la madre comienza a imaginar al bebé que crece en su vientre y así pasamos de pensar en dos a pensar en tres. Ahí comienza la Parentalidad. Desde el nacimiento, se construye una especie de espiral transaccional entre el bebé y la madre: ella ofrece los cuidados a su bebé y éste responde de manera activa con sus propias características. Las interacciones del bebé con sus padres son sumamente importantes, pues son la base para su construcción psíquica.

Parentalidad, un nuevo concepto familiar
Jupiterimages/Goodshoot//Thinkstock

Etapas de la Parentalidad

La separación y la individualización son procesos fundamentales en el desarrollo del niño.

1. Diada: mamá y niño.
2. Triada: mamá, papá y niño.
3. Escuela: convivencia diferente con otros niños y adultos, que no pertenecen a la familia.
4. Clubes: grupos sociales más amplios, cuando el adolescente vive la “separación” de los padres, con actividades como el deporte o la convivencia con los amigos.
5. Pareja: con quien se va a construir la Parentalidad.

Las 3 necesidades básicas del niño

Ser padres significa reconocer y responder a estas necesidades, para que el niño pueda crecer sano, con una estima de sí mismo y capaz de relacionarse con los demás.
1. Seguridad: se transmite a través del afecto. Gracias a los cuidados de la madre, el recién nacido se siente seguro y amado. Estas primeras experiencias son fundamentales en el desarrollo del amor a sí mismo.
2. Respeto: es el reconocimiento de su individualidad. El bebé encarna las esperanzas y deseos de los padres (y hasta de los abuelos), pero verlo como un ser único y diferente es primordial para el niño.
3. Límites: le dan seguridad y confianza en sus padres de que lo pueden proteger. Los límites ayudan a protegerlo contra sus propias emociones violentas. Sin límites, la familia se diluye.

También podría gustarte

Comentarios