Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Si tienes piel sensible ¡Aprende a cuidarla!

Por Miriam González

Sabemos que la sensibilidad anormal en la piel es un factor hereditario; sin embargo, en los últimos años los dermatólogos han visto incrementarse el número de casos debido a la proliferación de nuevos productos con ingredientes agresivos que las mujeres usan en exceso en cara y cuerpo.

Cuando la piel repentinamente se vuelve sensible, debemos darle un periodo de 10 a 14 días para que se autorrepare y evitar cualquier irritante potencial, como el sol, la depilación, los peelings y la microdermoabrasión, apoyando, por otra parte, con humectantes y suavizantes hipoalergénicos y no comedogénicos.

¿Tienes piel sensible?
La piel sensible pica, quema, produce comezón o es escamosa. Éstas son reacciones a varios ingredientes, los cuales no afectan a la piel normal. La capa exterior de la dermis actúa usualmente como una barrera protectora, pero en la piel sensible es débil y los irritantes pueden penetrar y causar inflamación. Al menos el 50% de las mujeres piensan que tienen piel sensible, pero sólo el 15% de ellas aciertan, ya que en realidad muchos casos se deben a una mala elección del producto cosmético, de limpieza, o a un factor ambiental.

¿Qué causa la piel sensible?
• Herencia. Muchas de las condiciones de la piel sensible se deben a un defecto genético en la barrera de la piel.
• Saturación del producto.
Las mujeres actualmente usan más productos que antes, exponiéndose a más químicos al limpiar, exfoliar y tratar la piel, destruyendo su barrera natural.
• Alergias.
La sensibilidad puede deberse a reacciones a ingredientes comunes en los cosméticos, incluidos los conservadores. El dermatólogo deberá probar su sensibilidad a éstos.
• Sol y edad.
La piel se hace más vulnerable luego de exponerse al sol y se adelgaza con el tiempo.
• Clima.
Cambios en la temperatura y humedad pueden secar la piel, causando sensibilidad.
• Estrés.
Los cambios anímicos y el etrés pueden hacer más sensible a la piel.

Consejos de cuidado
Al tener piel sensible, se sugiere buscar productos que contengan no más de 10 ingredientes. Tip: nunca empieces usando más de un producto a la vez. Si tu piel se torna irritable, sabrás a causa de cuál producto fue. Usa uno por pocos días para asegurarte de que lo tolera antes de añadir otro.

Fragancias y conservadores
• Elije productos libres de fragancias y/o esencias.
• Para prevenir la acción nociva de los conservadores, busca productos que enlisten el methyl o butyl propen, que son los menos irritantes.

Agentes secantes
• Evita cualquier cosa que se evapore de tu piel, como los tonificantes, astringentes u otro alcohol.

Exfoliantes
• Lava tu cara con un jabón suave y utiliza tus manos.
• Evita frotar tu cutis con toallas o esponjas para exfoliar, pues son abrasivas.

Algunos ingredientes botánicos
• Recuerda que algunos ingredientes derivados de plantas, especialmente de los cítricos, pueden descamar la piel.

La rosácea
La rosácea es una infección crónica de la piel que consiste en la inflamación de las mejillas, la nariz, la barbilla, la frente o los párpados, y que puede aparecer como enrojecimiento, vasos sanguíneos prominentes similares a una araña, inflamación o erupciones parecidas al acné. La causa de la rosácea es desconocida y su afección es inofensiva, pero implica una molestia a nivel estético. No es curable; es una condición persistente y crónica, pero se puede controlar con tratamiento. Si eres de piel clara, te encuentras entre los 30 y 50 años de edad y te sonrojas fácilmente, tienes mayores probabilidades de padecerla.

Sugerencias para tratar la rosácea
El tratamiento pretende identificar y evitar los posibles desencadenantes para poder reducir la exacerbación de la afección.
• Evita la exposición al sol y el esfuerzo prolongado en clima cálido.
• Procura reducir el estrés: practica yoga u otras actividades para obtener relajación.
• Limita el consumo de comidas condimentadas, alcohol y bebidas calientes.
• Consulta a tu dermatólogo. Ciertos antibióticos orales o tópicos pueden controlar las erupciones cutáneas. En casos graves, la cirugía láser puede ayudar a reducir el enrojecimiento.

 

Te recomendamos estos artículos:

El producto perfecto para una piel sensible

35 tips para una piel sana

Un cambio de piel

 

 

 

 

 

También podría gustarte
Comentarios