Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Pies sanos y hermosos

Piensa cinco minutos en tus pies, concéntrate en ellos, imagina su forma, el largo de las uñas, la textura de la piel… ¿cómo lucen?, ¿es cómodo caminar con los zapatos que traes puestos? ¿Imaginaste detenerte por un momento y darles un pequeño masaje? Pues bien, el simple hecho de pensar así produce cierta relajación, así que ocupa un momento para descansar y eliminar el estrés acumulado del día. Desafortunadamente la mayoría de las veces no nos damos el tiempo para consentir al sostén de nuestras andadas.

Pies a la obra

Lo primero que debes hacer es examinar sus pies; posiblemente tengas problemas y no presentes ningún síntoma, así que revisa tus pies mientras te duchas y asegúrate de que no tengas rasguños, grietas o ampollas; revisa bien entre los dedos y las plantas de los pies. Es necesario lavarlos todos los días, pero no los remojes durante mucho tiempo en el agua caliente, ya que esto puede resecar la piel y producir infecciones.

Si tienes la piel reseca, aplica un aceite con esencias o cremas humectantes después del baño. Recuerda no poner producto entre los dedos del pie, ya que la humedad puede producir hongos.

Corta las uñas después de la ducha, así estarán suaves y te será más fácil hacer esta tarea. No olvides que la forma de las uñas deberá ser cuadrada, de lo contrario, podrá provocar que las uñas se entierren. Al final, lima las esquinas para suavizarlas.

Para eliminar los callos, utiliza piedra pómez. Al final aplica una crema exfoliante para mayor suavidad en la piel. Recuerda proteger tus pies del sol utilizando un protector solar cuando estés en la playa y cuando haga frío, procura usar calcetines.

Procura no andar descalza cerca de las albercas, las duchas de los gimnasios y clubes, porque es probable que adquieras alguna bacteria u hongo. Para evitar problemas como el pie de atleta, es recomendable usar sandalias de goma alta con tiras que sostengan bien el pie.

Un buen par de zapatos

La opresión de los zapatos la mayoría de las veces causa callos y ampollas. Afortunadamente ahora hay una gran variedad de modelos que le permitirán estar cómoda y a la moda. Recuerda que un zapato cómodo te hará lucir relajada y saludable. Si tienes juanetes, evita tacones muy altos ya que tienden a agravar el dolor y la deformación. Compra los zapatos a su medida: una de las causas de las uñas enterradas es cuando un zapato apretado.

Acude con un especialista

Te recomendamos que de igual forma que vas con el dentista o con el doctor, acudas a un especialista en el cuidado de los pies o “podólogo”. Además ya existen lugares especializados en donde hacen pedicuras profesionales, para que sólo tengas que preocuparte por los zapatos que te pondrás para lucir unos pies de encantadores, sanos y descansados.

Si buscas más consejos para el cuidado de tus pies chécate estas notas:

Cuidado para tus pies

Ejercicios para tus pies

Cómo tener pies bellos y sanos

 

También podría gustarte
Comentarios