Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Pocos dulces, muchos o nada… ¿qué es lo correcto?


Los expertos afirman que los dulces (al igual que otros alimentos) engañan al cerebro, porque el placer que provocan en el paladar, hace que no se detengan las ganas de seguir ingiriéndolos, por lo que debes tener mucho cuidado y racionarlos
a tus pequeños.

Los médicos piensan que los dulces no son indispensables en la dieta infantil. No son buenos para los niños pequeños, que es cuando se adquieren hábitos; no los compres para que de esta manera tu hijo, por lo menos en casa, no tenga acceso
a ellos, sabemos que puede adquirirlos en las fiestas infantiles, por eso no se los prohíbas nunca, permite que coma solamente unos pocos y desaparece los demás o raciona los que le queden 
(si él te lo pide).

Es importante no poner al niño en riesgo de sobrepeso, la obesidad es causa de serias enfermedades, como diabetes, alta presión arterial, además de que afecta el crecimiento normal de sus huesos. También puede afectar su autoestima en cuanto acuda al kinder, ya que puede ser blanco de burlas.

También podría gustarte
Comentarios