¿Por qué el futbol americano es un deporte modelo?

En el deporte de las tacleadas no todo se trata de golpes y rudezas, la inteligencia juega un papel de suma importancia, de ahí que exista la máxima: “El futbol americano es un juego para brutos que los brutos no pueden jugar”.

Para Raúl Rivera, entrenador en jefe de los Pumas CU, equipo de Liga Mayor de la Universidad Nacional Autónoma de México, este adagio se aplica perfecto a la forma en que se desarrolla este deporte dentro de la UNAM: “aquí el que no estudia no puede jugar, es requisito para poder participar en los equipos de nuestra institución, desde categorías infantiles hasta primera fuerza”.

A poco más de un año de haber tomado las riendas del conjunto auriazul, Rivera comenta que se ha logrado incrementar al 70 por ciento la matrícula de jóvenes que juegan y estudian en la universidad; el porcentaje restante se divide en 20 por ciento provenientes de escuelas incorporadas y el 10 por ciento final, los que cursan un postgrado o maestría, o bien, muchachos con estudios profesionales pertenecientes a otras instituciones, como la Escuela Nacional de Educación Física.

A decir del head coach universitario, el desarrollar una actividad física y escolar de forma paralela hace a las personas integrales y competitivasStockbyte/Thinkstock

Con la audacia de afrontar y superar retos: “Lo mejor que te puede pasar es estudiar; el conocimiento es la experiencia más importante que puede tener un individuo; el que se prepara bien académicamente tiene más posibilidades de resolver cualquier situación en la vida”.

El futbol americano permite un óptimo desarrollo de la inteligencia a través de la creación de técnicas y estrategias para enfrentar los partidos con un solo objetivo: ganar. “Diario vemos videos por cada posición, después con el equipo ofensivo, con el defensivo, y finalmente con el grupo completo. Se realiza un análisis para obtener una calificación de acuerdo al rendimiento y eficiencia de cada jugador; los que obtienen mejores promedios son los que saltan al campo de juego. La clave del éxito es el trabajo ordenado y constante” expresa Raúl Rivera.

La práctica de este deporte además de que exige mucho también deja cosas positivas a quien lo ejerce; valores, buenos hábitos, unión, trabajo en equipo, desarrollo personal; se aprende a dar el máximo en todo lo que se hace.

En el también llamado deporte del emparrillado, se manejan elementos como el orden, la planeación, la disciplina y la honestidad

Para alcanzar las metas trazadas, mismos que se pueden aplicar a la vida cotidiana y que te dan un plus, lo que te hace una persona integral y exitosa.

“Tratamos de inculcar en los muchachos el dar todo en los entrenamientos y en los partidos; lo mismo aplica en la vida diaria, si no se llega a casa al final de la jornada completamente vacío, exhausto, por el esfuerzo realizado, ese día se ha desperdiciado; es igual que al terminar un partido si se tiene mucha energía significa que no se dio todo dentro del terreno de juego”.

Finalmente el coach Raúl Rivera asentó que “el futbol americano es un deporte modelo, es el complemento ideal a la formación integral de las personas; es el mejor ejemplo de que siguiendo un orden, una disciplina y una constancia se llega al triunfo, sin estos elementos difícilmente se puede caminar hacia un buen lugar y no sólo aquí, sino en la vida misma; hay que ser ganadores no sólo como jugadores también como seres humanos”.

“La perseverancia es el motor del éxito”.

También podría gustarte

Comentarios