¿Preocupado por el dinero?

Jupiterimages/Getty Images/Comstock

La inestabilidad financiera y los titulares anunciando altibajos del mercado han creado una especie de epidemia de ansiedad financiera.

Aunque en ocasiones la causa de la preocupación es justificada, en otras parecería que sufrimos los efectos de las réplicas de un temblor: cada acomodo del mercado nos hace correr despavoridos.

Ansiedad

Este sentimiento nubla la capacidad de analizar los problemas claramente y nos hace tomar decisiones que pueden ser más caras a largo plazo.

Además, el estrés relacionado con el dinero puede afectar a la salud. Si has caído en estado de ansiedad, respira profundamente y sigue esta guía para recuperar el control.

1. Cálmate. Haz una lista de tus preocupaciones en papel y pregúntate, qué tan realista es este miedo. Si no estás segur@, pregunta a alguien de confianza si tus temores son justificables. Saca todo estado de cuenta de tarjetas de crédito, cuentas de banco e hipoteca y revísalo. Solo cuando tengas todo frente a ti puedes decidir si tus miedos están justificados.

2. A las preocupaciones, ocupaciones.Encarar los miedos y tomar pasos para reducir la ansiedad te hará sentir mejor. Establece un presupuesto semanal y prémiate por cumplirlo. Pregúntate qué es lo que te puede brindar mayor satisfacción con la menor cantidad de dinero: bien puede ser una rebanada de pastel, una caminata o la visita a un museo. Piensa en distintas vías para complementar tu ingreso o reúnete con tus acreedores y busca la manera de resolver tu situación.

3. Habla con la familia. Establece juntas semanales para discutir las finanzas familiares e identificar estrategias que te ayuden a cortar costos. Si tienes adolescentes, pregúntales de qué manera pueden contribuir a obtener lo que desean. Pueden ganar dinero como niñeras, con clases de apoyo a niños más pequeños, o al ayudar a un adulto mayor en tareas del hogar.

También podría gustarte

Comentarios