Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Presume tu piel dorada

Nuestras madres y abuelas tenían una receta muy sencilla para broncearse: tumbarse bajo el sol como lagartijas. Por supuesto, esto les trajo innumerables quemaduras y hasta graves enfermedades de la piel. Por fortuna, hoy nosotras ya no tenemos que seguir esa técnica e incluso, ¡podemos lucir un bronceado mucho más atractivo que cualquiera que ellas hayan conseguido!

Antes de iniciarel paseo
•Exfolia tu cuerpo antes de salir de vacaciones. Así sólo quedarán células sanas en la superficie de tu piel, lo que te ayudará a lucir un bronceado más parejo durante más tiempo.

Durante tu viaje
• Trata de no asolearte entre las 12:00 y las 4:00 P.M., pues es cuando los rayos del sol llegan con más fuerza a la Tierra. Empieza con períodos de 15 minutos; alárgalos cuando 
tu piel empiece a dorarse.
• Nunca te maquilles, perfumes ni uses algún producto con alcohol, pues mancha tu piel.
• Sigue al pie de la letra todas las instrucciones del bloqueador, protector o bronceador que uses. De preferencia, aplícatelo 30 minutos antes de exponerte al sol, para obtener mejores resultados. No olvides usar un protector labial ni cuidar tu cuero cabelludo.
• Reaplica tu protector cada hora, después de nadar. Bebe mucha agua para que tu piel no se lastime.
• Si deseas lucir un bronceado más parejo, ¡camina! Así evitarás que 
el sol te caiga encima siempre 
de la misma manera.

Después 
del recorrido
•Aplícate productos especiales 
para después del bronceado. Te ayudarán a que el color dure más tiempo.

¿Qué tipo de producto usar?
Existen diferencias entre un bloqueador, un filtro (o protector) y un bronceador. El resultado y la salud de tu piel dependen de su elección.
Bronceador: contienen pigmentos que intensifican el tono de tu piel, lo que acelera su bronceado.
Filtro o protector: permite que la piel se broncee a un ritmo más lento que un bronceador, pero evita que se queme.
Bloqueador: como impide el paso de los rayos del sol, te ofrece la máxima protección, pero un bronceado al mínimo. Es tu mejor opción si tu piel es muy delicada. En los tres casos, toma en cuenta el Factor de Protección Solar (o SPF) del producto. Este factor se refiere a cuántas veces más puedes asolearte en comparación si no lo trajeras. Entre más delicada y sensible es tu piel, mayor será el SPF sugerido para ella.

También podría gustarte
Comentarios