Problemas de comunicación con tu pareja

0

iStockphoto/thinkstockSiempre escuchamos decir que uno de los pilares de una relación de pareja sana y sólida es la comunicación. Pero ¿Qué pasa cuándo tienes problemas de comunicación con tu pareja? ¿Cuándo la ausencia de diálogo comienza a decir más que las palabras?

Cuando en tu relación de pareja sólo tu propicias la plática y a cambio recibes hermetismo o renuencia a charlar por parte de tu compañero, vale la pena analizar lo que ocurre, ya que esto podría ser indicativo de algún problema más profundo.

El silencio dice mucho

Si procuras ser directa y expresar tus inquietudes, opiniones e ideas, quizá te preguntes por qué no encuentras eco en tu pareja. La maestra María Teresa Pereda, psicoanalista y académica de la Universidad del Distrito Federal Campus Santa María, explica que es común que los hombres callen, ya que culturalmente se les “programa” para ello, pues por cuestiones de género, expresar sus sentimientos suele verse como una debilidad.

Para ellos, la solución a los problemas no se encuentra en hablarlos, sino en pensarlos y posteriormente actuar en consecuencia, pero no en sentirlos ni compartirlos. “Los hombres no están acostumbrados a expresar, para ellos no es algo natural como lo es para las mujeres”, asegura la especialista.

¿Qué puedes hacer cuando enfrentas una barrera de silencio con tu pareja? En primera instancia, la maestra Pereda recomienda tener claro que él tiene un ritmo diferente al tuyo. “Hay que darle tiempo, porque si insistimos en que nos cuente o lo presionamos para hablar, se cerrará más. Para los hombres no es fácil decir sus emociones porque se sienten evidenciados, y si hay presión o insistencia, se sentirán invadidos”, advierte.

¿Detectas en tu compañero una barrera de silencio? “Es necesario preguntarte por qué sucede esto y analizar cuál es la parte que nos corresponde al respecto. También es muy importante evidenciar el afecto hacia la pareja y decirle que tenemos interés en comunicarnos con él. Expresar ese interés es un buen primer paso”, sugiere la experta.

Un error común en estas circunstancias es imaginar historias y asumir cosas que no son, así como especular. Debes ser asertiva y, cuando el momento sea adecuado, preguntar concretamente lo que requieras saber, además de tener claro por qué necesitas saberlo. Poner palabras en la boca de tu compañero tampoco es recomendable.

La especialista señala que el silencio también es una forma de comunicarse y, en casos extremos, de agredir o castigar, ya sea de manera consciente o inconsciente. “Hay que ser muy observadoras para detectar el origen de este silencio y si se debe a algún problema mayor o sólo hace falta darle tiempo a la pareja para compartir. Siempre debe existir tranquilidad al buscar el diálogo, que haya calma y el momento sea adecuado, porque de otra forma el sentido de la conversación se puede desviar y terminar en una discusión”.

¿Por qué prefieres callar?

Si a pesar de darle tiempo y espacio, tu pareja sigue siendo renuente a hablar, es menos tolerante, no te escucha y parece dar importancia a todo antes que a dialogar contigo, es posible que se esté presentando un problema más profundo. “En ese caso, hay que percibir si tienes que ver con la pareja o es personal. Puede ser que estés enfrentando algo que desconocemos y no necesariamente se trate de un enojo o inconformidad con tu compañera”, indica María Teresa Pereda.

La confianza es un aspecto determinante para una buena comunicación. Si tu pareja la ve como una amiga y sabe que contarás con tu apoyo, le será más sencillo expresarse. Saber cuál es la expectativa de tu compañero al momento de dialogar también le será de utilidad. Algunas veces él querrá una opinión, otras un consejo, y en ciertos momentos quizá sólo prefiera que tú lo escuches.

Una vez que tú dejes claro que estás dispuestas a escucharlo cuando lo consideres prudente, es posible que tu pareja esté en condiciones de dar el primer paso para iniciar el diálogo. Recuerda que no puedes imponerle ni obligarlo a decir algo si él no quiere hacerlo. Sé receptiva para que puedas detectar la oportunidad de hablar con tu compañero.

Si destinas cada día un tiempo para platicar, no sólo mejorará la comunicación con tu compañero, sino que además favorecerás que recuperen y fortalezcan su espacio como pareja.

 

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar