¿Problemas para dormir?

0

El uso de medicamentos para dormir siempre debe de estar supervisado por un médico experto, ya que de los contrario, puede causar adicción por lo que necesitarás dosis crecientes de pastillas, lo que afectará tu funcionamiento mental, sufrirás de fatiga al día siguiente, de sequedad de boca y aumento de peso, entre otros síntomas.

Además, estos medicamentos no son recomendables para personas que padecen apnea del sueño –trastorno crónico en el que se ronca y se deja de respirar por segundos–, que consumen alcohol o que están en la tercera edad, pues aumenta el riesgo de muerte súbita.

10 causas por las que podrías no dormir

1. Falla hormonal, ya sea de tipo ovárico porque llegaste a la menopausia, tiroidea o ambas fallas combinadas.

2. Estrés crónico, es veneno para tu sueño, al reducir los niveles de serotonina, el neurotransmisor de la calma y la relajación que te permiten dormir.

3. Deficiencia de magnesio, es más común que la deficiencia de calcio.

4. Cambios en tus niveles de azúcar (hipoglucemia).

5. Alergias a los alimentos, como al trigo, especialmente si lo incluyes en la cena. Muchas personas duermen mejor al eliminar el trigo de su dieta.

6. Toxicidad por mercurio, ya sea porque todo el tiempo estás comiendo atún o porque no te has dado el tiempo de ir con el dentista para que te quite las amalgamas de tu juventud.

7. Tomar sedantes, estimulantes, antihistamínicos o incluso, algunos analgésicos.

8. Beber bebidas cafeinadas o alcohol antes de dormir.

9. La televisión o la computadora en tu cuarto, altera tus ritmos energéticos y biológicos.

10. Falta de ejercicio, lo que genera que no segregues neurotransmisores como dopamina y endorfinas, que te ayudarán a relajarte.

Suplementos nutricionales para soñar

Triptófano. Aminoácido necesario para que tu cerebro produzca serotonina, el neurotransmisor de la relajación y el buen humor, además 
es la materia prima que usa tu glándula pineal para producir melatonina, la hormona del sueño profundo.

Magnesio. El glicinato de magnesio –la forma más absorbible del magnesio– es tu principal guardián en contra de la excesiva estimulación cerebral, desatada por la manera en que vivimos.

Tambien te puede interesar