Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Protege tu piel

Diciembre es una de las temporadas más tensas para tu rostro. Duermes poco entre fiestas y cenas, te maquillas más de lo que acostumbras y el frío invernal reseca su superficie. Si no tomas ciertas precauciones, los efectos van desde unas incómodas ojeras hasta la aparición prematura de líneas de expresión.

Por fortuna, es muy sencillo cuidar tu rostro en esta temporada. La clave es la constancia.

Humecta
Hidratar tu piel es fundamental en cualquier clima. ¡Su firmeza y flexibilidad dependen de la presencia de agua en los tejidos! Para garantizar su humectación interna, no reduzcas la cantidad de agua que bebes a diario. Si no te apetece, sustitúyela por tés y por caldos de verduras.
También necesitas un humectante para protegerte del exterior. Éstos forman una barrera entre tu piel y el medio ambiente para evitar que pierda su humedad natural. Hay dos tipos de humectantes faciales: los que tienen un mayor contenido de agua y los que tienen un mayor contenido de aceites. Los primeros “atraen” el agua del ambiente, mientras que los segundos evitan la pérdida de la que ya está en tu rostro. Prefiere los primeros si tu piel es grasa (o tiende a serlo) y los segundos si es seca. Si tu piel es mixta, aplica un humectante con agua durante el día y uno con aceite por la noche.

Limpia
Aunque es importante que limpies y desmaquilles tu rostro todas las noches, lo es más en esta temporada. ¿Por qué? Porque no sólo estás usando un maquillaje más intenso que el del resto del año, sino que llegas tan cansada que quizá no sientas deseos de hacerlo.
Empieza con un removedor de maquillaje o con una crema; aplica con un algodón o un pañuelo desechable y siempre con movimientos suaves, sin tirar. Usa un limpiador especial para la delicada piel que rodea tus ojos.
Después, lava tu rostro con el mismo producto que usas por la mañana. Hazlo con suaves movimientos circulares e incluye cuello, orejas y mentón. Para terminar, enjuaga con agua tibia todo el rostro (ojos incluidos) y seca con golpecitos gentiles.

Consejos útiles

  •     Trata de dormir la misma cantidad de horas para que las células de tu piel puedan regenerarse.
  •     No descuides tu rutina de ejercicio, pues ayuda a oxigenar la piel de tu rostro.
  •     Procura no fumar ni estar en ambientes cerrados donde se fume: la nicotina acaba con los nutrientes de tu piel y le hace perder su firmeza.
  •     Modera tu consumo de alcohol. Además de resecar tu piel, puede provocar una reacción alérgica en algunas personas.
  •     ¡No te estreses! La tensión trae resequedad, acné y otros problemas. Disfruta la temporada sin tensionarte.
También podría gustarte
Comentarios