Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Protege tu piel en la temporada de frío

Goodshoot/ThinkstockDurante el invierno la piel se ve expuesta a varios factores agresivos como bajas temperaturas, ambiente seco, viento, radiación solar y contaminación, que favorecen el desarrollo de ciertos padecimientos característicos de esta época del año.

Aún cuando la piel posee en la superficie una protección especial formada por una fina capa de agua y grasa para hacer frente a las agresiones del medio ambiente, esta barrera natural también se deteriora con el paso del tiempo y por el uso de ciertos productos, lo que provoca que la epidermis quede más expuesta a sufrir alteraciones tanto en apariencia como en funcionamiento. Por ello, durante los días de frío la piel requiere de un cuidado especial para preservar su salud, y por lo tanto, su belleza.

Existen tres aspectos básicos que no puedes descuidar durante la temporada invernal para proteger tu piel:

1. Hidratación. Durante el invierno la piel se deshidrata debido a que el frío disminuye la humedad del aire, resacándola a tal grado que pueden aparecer grietas e incluso fisuras, que de no atenderse a tiempo favorecen la presencia de otros problemas como infecciones.

Lo más recomendable es utilizar una crema emoliente, que hidrate de forma intensa, ayude a reestructurar la barrera cutánea y calmar la piel irritada.
De igual forma, se sugiere rociar con agua termal el rostro varias veces al día para proporcionarle sales minerales y elementos fundamentales para su hidratación y buena salud.

2. Protección.
Existe un gran número de personas cuya piel responde a las temperaturas bajas, es decir, se inflama, enrojece o irrita. Ante este escenario será necesario echar mano de un producto que forme una barrera protectora para aislar la piel de los agentes externos que la irritan.

El uso de protector solar no deja de ser indispensable en esta temporada. Recordemos que los rayos solares actúan sobre la piel de forma constante, aún en los días nublados o en los que el calor no se siente tan fuerte.

Otro tipo de protección no menos importante es cubrir la piel usando bufandas, gorros, guantes y lentes de sol. Cabe mencionar que esto no sustituye en forma alguna el uso de cremas y de protectores solares, los cuales son necesarios en esta época.
Más vale prevenir que lamentar.

También podría gustarte
Comentarios