Proveedora del hogar

0

Hemera/thinkstock

Las causas por las que dentro de la familia se rompe con la antigua tradición de que el hombre debe ser el único o por lo menos, el principal proveedor del dinero en el hogar, son diversas, ya sea porque la mujer percibe un mayor salario o debido a que él se encuentra desempleado o simplemente porque han decidido que también él tiene el derecho de desempeñarse de tiempo completo como padre de familia; y pese a que en nuestros días hay mayor apertura para que ambos se desempeñen en diversos ámbitos, no podemos negar que todavía hay algunas áreas de restricción que no necesariamente son bien aceptadas desde el punto de vista social.
“Una de las ventajas que tenemos en lo que se refiere a las nuevas composiciones de la familia, es que algunos roles que antes se repartían de acuerdo al género, hoy son adoptados dependiendo de las necesidades de la familia, lo cual es muy positivo ya que ambos miembros de la pareja tienen la posibilidad de desarrollarse tanto en el campo profesional como en lo personal. Pero la parte negativa de ello es que todavía enfrentamos prejuicios que descalifican al individuo, como ocurre cuando la mujer sale a trabajar y el varón se hace cargo del cuidado de los hijos, entonces se suele pensar que es ella la que ‘lleva los pantalones’, en tanto que él se ve reducido a ‘un mandilón’, es decir un sujeto que vive sometido a las órdenes de su esposa, lo cual es erróneo, pues en una relación sana los integrantes piensan y actúan buscando ante todo el bienestar de todos los integrantes”, afirma la psicóloga Lilia Joya, catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Firmeza de convicción

Este tipo de expresiones desalienta a algunas parejas a que hablen o acepten abiertamente que han elegido la opción de que la mujer asuma el papel de proveedora, por eso cuando nos encontramos en esta situación debemos tener presente que lo realmente importante son los acuerdos que se tomen en el interior del hogar y no permitir que los comentarios externos afecten esta decisión.
“La manera en que se maneja la economía del hogar no es un tema que se deba hacer público y lo mejor es que siempre se mantenga en el ámbito privado de la pareja, pues sólo ellos saben qué método puede resolver adecuadamente sus necesidades y proporcionarles las debidas oportunidades de crecimiento personal. Pero si esto se ha salido de control ya sea por que otras personas lo conocen o porque el estilo de vida que llevan se presta para que estén enterados los demás, la pareja debe ser muy cuidadosa en evitar darle voz a quienes intenten verter su opinión al respecto”, recomienda la especialista.

Motivo de orgullo

La vida en pareja supone propiciar el crecimiento de cada uno de los involucrados y esta intención se hace extensiva hacia la familia que ambos empiezan a formar, por lo que cuando la aportación económica principal recae en la mujer, no debe dársele espacio a los pensamientos negativos o a un sentimiento de incapacidad para hacerle frente a este tema.
De acuerdo a la experta es necesario que ambos estudien la manera en que se organizarán y sobre todo que establezcan claramente que la mayor aportación económica que uno u otro realice no debe convertirse en una herramienta de poder, es decir, el hecho de que uno asuma plenamente esta responsabilidad no debe ser pretexto para aplicar aquélla obsoleta regla de: “el que paga manda”.
Partir del respeto es fundamental para que a lo largo del tiempo no se presenten malos entendidos que lleguen a fracturar la relación de pareja. Si entendemos que tanto hombres como mujeres tenemos el mismo derecho y oportunidad de participar activamente en la construcción del hogar y de la familia, resultará más sencillos compartir cada una de las tareas.
Tanto a ti como a tu pareja les corresponde procurar su desarrollo, explorar sus distintas fases: de padres, de esposos, de profesionistas y por qué no decirlo, de apoyo para que cada uno descubra lo mejor de sí mismo.

 

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar