Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Qué carrera elegir?

Seguro que alguna vez te has sentido frustrado al pensar en una universidad, y no por el hecho que te asuste sino por otro tema muy diferente: la carrera. Hoy en día hay un sinnúmero de posibilidades entre las cuales elegir, de todos gustos, sabores y colores. A todos nos ha pasado en algún momento que entramos en una crisis vocacional, en la que estamos literalmente como barco a la deriva pensando qué será de nosotros.Wavebreak Media/Thinkstock

Ésta es una de las decisiones más importantes de nuestras vidas, de ella derivan muchos factores de los que dependeremos en un futuro. Es un total laberinto mental en cierto momento, incluso llega a ser irritante. Pero con unas buenas bases previas y con cierta seguridad se vuelve un poco más fácil buscar nuestro norte. A lo largo de este artículo intentaremos ayudarte y darte algunos consejos para que ésta carga no sea tan pesada. ¿Estás en este aprieto? Sigue leyendo.

En la actualidad, a los jóvenes nos toca vivir una de las mayores crisis mundiales de los últimos tiempos

Por ese motivo también tenemos cierta desilusión hacia el estudio y el trabajo, que los engloba en una pregunta que, apuesto, la mayoría ha formulado con cierto recelo: ¿Para qué voy a estudiar si después no voy a encontrar trabajo? Seguramente escuchaste la pregunta en tu cabeza con tu voz. Nunca tenemos que darnos por vencidos y menos ante una crisis vocacional. Recuerda que la curiosidad es el comienzo del éxito.

Para empezar, como recomienda José Luis Rivas, catedrático del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), podrías escribir un recuento de tus fuerzas y habilidades. Es muy importante que conozcas tus mejores puntos para enfocarte mejor. ¿Alguna has pensado en alguien a quien admires? Piensa en el o ella como una fuente de inspiración también, pregúntate cómo llego a donde está, el esfuerzo que hizo y el tiempo que invirtió en su trabajo, que es clave para cualquier trabajo, porque ninguno de nosotros nació siendo jefe.

¿Qué tan grande es el océano ahora?

El especialista recomienda: “Un buen método con el que podrías afianzarte con alguna de tus vocaciones sería acercarte a algún campus universitario relacionado con tus intereses, convivir con la gente que ya estudia, conversar con profesores y personal administrativo, pasar tiempo en tal lugar para asegurarte de que has escogido bien”.

Un par de preguntas que también debes hacerte antes de elegir son:

  • ¿Quién me contrataría después?
  • ¿Es amplio el rango de trabajo de mi carrera?

Jupiterimages/Comstock/ThinkstockRecuerda que es tu futuro y las decisiones que tomes serán muy importantes para la posteridad

“Al momento de la elección de tu universidad, no inclines la balanza por la cercanía o la comodidad, investiga en cuál los estudios qué elegiste se desarrollan con más profesionalidad y que tú puedas desenvolverte plenamente”, cita el profesor.

Cuando estés buscando tu vocación busca dentro de ti y solo de ti mismo, evita ver hacia afuera, ya que puedes influenciarte por cosas que solamente llamarán tu interés momentáneamente, como por ejemplo, pensar que hay carreras que aseguran solvencia económica cuando empieces a ejercerla de forma profesional o que estudiar alguna de ellas te llevará sin mayor esfuerzo al éxito total, cuando en realidad eso depende del esfuerzo y del compromiso que tú tengas al momento de desenvolverte en el área de tu elección.

Si ya buscaste información y encontraste que una carrera universitaria no es para ti, no te asustes, éste árbol no tiene una rama solamente. Hay muchas opciones de las que puedes echar mano, una carrera técnica por ejemplo, que es tan válida como una universitaria.

El cielo es el límite, dijo alguna vez Dyer Wayne, así que manos a la obra y ¡suerte!

También podría gustarte
Comentarios