Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Qué es la artritis reumatoide?

Causas   
La causa de la artritis reumatoide es desconocida. Ocurre cuando el sistema inmunológico natural del cuerpo ataca las articulaciones o coyunturas y los tejidos sanos, causando una inflamación y daño en las articulaciones. La genética puede desempeñar un papel importante para desarrollar la enfermedad. Algunos científicos creen que las bacterias o un virus pueden accionar la enfermedad, sin que la artritis reumatoide sea una enfermedad infecciosa. Otros creen que ciertas hormonas pueden desempeñar un papel. La AR no es contagiosa. En realidad, es una enfermedad multifactorial, es decir todos los factores mencionados antes, juegan un determinado papel para que la enfermedad se desarrolle en una persona con cierta susceptibilidad genética.

El daño ocasionado por esta enfermedad  provoca incapacidad grave si no es controlada a tiempo.
• Se presenta en personas a partir de los 16 años  hasta personas ancianas pero es más frecuente en personas entre los 30 y los 55 años de edad.
• El 75% de las personas que tienen artritis reumatoide son mujeres.
• La artritis reumatoide afecta a  más de 1.5 millones de mexicanos.
• De los pacientes con artritis reumatoide 10% llegan a tener un grado de discapacidad total y un 25% alcanzará limitaciones considerables.
• Los pacientes con artritis reumatoide tienen una expectativa de vida reducida (7-10 años menos) en comparación con la población sin esta enfermedad. El impacto de esta enfermedad es comparable con el que se observa con la Diabetes mellitus o la hipertensión arterial.

Síntomas   
• Dolor e inflamación de las articulaciones.
• Rigidez de las articulaciones.
• Articulaciones agrandadas o deformes en las etapas más avanzadas de la enfermedad (como por ejemplo desviación de los dedos y las muñecas que impiden realizar las actividades cotidianas).
• Articulaciones  con rigidez permanente  (las articulaciones que se quedan fijas en una posición).
• Nódulos duros (abultamientos) por debajo de la piel de las articulaciones afectadas(nódulos reumatoides)
• En ocasiones se produce inflamación de los vasos de la sangre (vasculitis) que provoca lesiones de los nervios y úlceras en las piernas.
• Inflamación de las membranas que rodean los pulmones (pleuritis), del saco que rodea el corazón (pericarditis).
• Ganglios linfáticos inflamados.
• Síndrome de Sjögren (resequedad de los ojos y la boca).
• Inflamación del ojo.
• Otros síntomas:
• Cansancio.
• Fiebre.
• Dolor de cuello.
• Hormigueo en las manos y los pies.
• Dolor en el pecho.
• Depresión (debido al dolor propio de la enfermedad y la incapacidad que produce).

Tratamiento.
Actualmente existen múltiples tratamientos disponibles para manejar la AR, incluyendo los utilizados para el manejo de síntomas y otros que modifican el curso de la enfermedad y estos son:
• Antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Controlan los signos y síntomas de la AR, como son dolor e inflamación, pero no alteran el curso de la enfermedad ni disminuyen la progresión de la destrucción articular.
• Glucocorticoides (corticoesteroides): Son medicamentos antiinflamatorios de grupo del cortisol  un esteroide producido naturalmente en el cuerpo  que actúan deteniendo la inflamación.
• Fármacos antirreumáticos tradicionales modificadores de la enfermedad (FARMEs): Alivian los síntomas y son efectivos para controlar y modificar el curso de la enfermedad; sin embargo, algunos pacientes fallan o responden inadecuadamente al tratamiento (40%).
• Medicamentos biológicos modificadores de la enfermedad (Agentes Biológicos): Son medicamentos producidos genéticamente, los cuales bloquean el efecto de sustancias específicas del sistema inmunológico, conocidas como citocinas o bien, pueden actual bloqueando a algunas células específicas del sistema inmunológico. • Ejercicios para que las articulaciones mantengan la máxima flexibilidad posible.
• Fisioterapia para evitar que las articulaciones se queden “congeladas” (se vuelvan inmóviles).
• Aplicar calor o frío en las articulaciones.
• Cirugía para reparar, sustituir o fusionar una articulación afectada.
• Aparatos especiales que sirvan de apoyo a la articulación afectada. (2)

Cuidados Personales  
1. La educación de la artritis
2. Programas de ejercicio, descanso y relajación
3. Comidas balanceadas
4. Mantener peso apropiado
5. Cuidado de las articulaciones
6. Usar los dispositivos o aparatos de asistencia que sirven de apoyo a las articulaciones para relevar la presión.

También podría gustarte
Comentarios