Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Qué expresa tu escritura?

BananaStock/ThinkstockPara Eloísa Cervantes, estudiar la carrera de Criminología la transformó de manera importante, ella conocía algunas características de su personalidad, que si bien no le gustaban del todo, tampoco había hecho algo por cambiarlas hasta que un día descubrió, por medio del estudio de una de sus materias, que cada rasgo de su escritura, así como la forma de su firma, proyectaban entre otras cosas su timidez y dificultad para hablar en público, y esto la hizo ver la oportunidad del cambio.

Manuel J. Moreno, autor del libro Grafología Psicológica, de Ediciones Obelisco, explica que: “Una lectura o interpretación grafológica de la escritura requiere del conocimiento y reconocimiento de gran número de variables gestuales y simbólicas y, sobre todo, de una visión integrada global de ellas. Esto quiere decir que no es posible el análisis e interpretación de un manuscrito a partir de rasgos aislados y parciales”.

La grafología se aborda con seriedad en distintos ámbitos, como son el jurídico o criminalístico, ya que ayuda a establecer por medio del peritaje caligráfico, la autenticidad de firmas u otros documentos escritos que participan o en alguna investigación o en cierto proceso legal. Sin embargo, en el campo de la psicología, ofrece la oportunidad de ser un camino hacia el autoconocimiento y superación personal, y brinda la posibilidad de detectar cuáles características de la propia personalidad nos gustaría cambiar o mejor aún, nos puede ayudar a descubrir cualidades o defectos que pasan desapercibidos ante nuestros ojos y que vale la pena tener presentes.

¿Con el poder de tu firma?

La firma es sin duda, un elemento que trazamos un sinnúmero de veces antes de decidir la que quedará como finalista, ya que estará en nuestras identificaciones oficiales y documentos más importantes. Buena parte de la razón de hacerla sin cesar y utilizar docenas de hojas, es con el único fin de que sea recordable, que la podamos repetir y que nos convenza sobre lo que proyecta de nosotros; claro está, la decisión la tomamos quizá apoyados en un sencillo criterio de estética personal que no apela a ningún conocimiento sobre su significado, cuando de manera importante dice más de lo que a simple vista se lee.

Manuel J. Moreno comenta que: “Firmar es desde luego y ante todo, un acto de afirmación, una manifestación genuina de conformidad de la voluntad refrendando o reafirmando el contenido del documento donde aparece estampada. La firma se halla indisolublemente arraigada al sentimiento de la propia identidad; podríamos decir que se encuentra asociada, relacionada o condicionada a la propia imagen.” El autor enfatiza en la importancia de valorar las utilidades ciertas de la grafología para tener bien claros sus principios y sus limitaciones, para que de este modo, nos alejemos de los mitos y especulaciones que existen alrededor de esta disciplina que nada más nos entorpecen el aprendizaje.

Eloísa trabajó consigo misma para perder el temor de enfrentarse en hablar en público y poco a poco también, se deshizo de la timidez que de cierta forma la hacía sentir incómoda e incluso un poco insegura. Esta anécdota nos deja el valioso aprendizaje sobre el impacto que tiene en la vida de cualquier persona conocerse a sí misma y esforzarse para cambiar aquello que no consideramos adecuado para nuestras vidas, y saber que lograrlo siempre es posible.

Las cualidades que sabemos tener, no necesariamente son la lista completa que otros ven y la cual omitimos por falta de autoconocimiento. Para los defectos, muy probablemente pasa lo mismo, y es ahí, donde se abre una inestimable veta de crecimiento y desarrollo personal.

“La perseverancia es el motor del éxito”

También podría gustarte
Comentarios