Rafting: ¡Atrévete a vivir la aventura!

La palabra “Rafting” en inglés, significa “balseando”. Sin embargo, el sentido náutico del término se refiere al acto de descender por un río de montaña, preferentemente en balsa neumática.

Esta modalidad comenzó en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, transformándose al poco tiempo en una actividad deportiva con más y más adeptos. Hoy día se practica alrededor del mundo, especialmente en aquellos países que cuentan con una geografía montañosa y ríos de elevada pendiente como Argentina, Perú y Chile.En este deporte extremo el trabajo en equipo es vital.

Debido a que el reto es descender ríos con corrientes rápidas, el líder debe conocer el río a la perfección. Es él quien traza el recorrido e indica los movimientos que se deben realizar al enfrentar las corrientes (clasificadas, por su peligrosidad, en cinco niveles). Por ello, todos los navegantes deben estar alerta a las indicaciones y nunca desobedecer al experto. Es común que las balsas se vuelquen. Si siguen las instrucciones del guía no hay nada que temer.

Dónde se practica
En México este excitante deporte se practica en Veracruz, Tabasco y Chiapas. Debido a su geografía, estos estados son el escenario perfecto para vivir la aventura del rafting. De hecho, este deporte extremo también es clasificado como una de las actividades ecoturísticas favoritas de quien visita nuestro país, ya que el contacto con la naturaleza está a flor de piel.

¿Qué necesitas?

• Balsa neumática de goma inflable. Es fácil de guardar y transportar, y está construida con materiales sintéticos liegros pero resistentes a la abrasión como el hypalon y el neopreno. Te recomendamos adquirirla si vas a practicar este deporte frecuentemente, de lo contrario, la puedes rentar.

• Chaleco salvavidas. Todo aquél que practica el deporte debe usarlo, aún cuando sea un nadador experto. Debe ajustarse al cuerpo de forma cómoda y segura para que no se suelte. Debe contar con un sistema de seguros o broches fáciles de abrir; los chalecos con cintas y nudos para atarse, no son confiables. La tela del chaleco debe ser resistente.

• Accesorios.
Remos de repuesto, cuerda de rescate, kit de reparaciones e  inflador. Además del protector para el sol a prueba de agua, repelente de insectos y lentes de sol con sujetador.

• Remos.
Dos largos (oars) para dirigir la tripulación. Generalmente son utilizados por los guías. Por su parte, cada miembro de la tripulación lleva otro pequeño para propulsar la balsa, conocidos como paddles.

También podría gustarte

Comentarios